Según Pew Research, solo el 51% de los adolescentes usa Facebook, un 20% menos que en el 2015. Las redes sociales más populares entre ellos son YouTube (85%), Instagram (72%) y Snapchat (69%). La tendencia entre los jóvenes ha sido dejar de usar Facebook y Twitter por YouTube, Instagram y Snapchat. Sabemos que Instagram es también del coloso azul, pero YouTube y Snapchat son sus competidores más fuertes.

 

Pero, ¿por qué es un dolor de cabeza que los adolescentes no prefieran Facebook?.  La razón es muy sencilla, en 10 años ellos serán los adultos que estarán tomando decisiones de compras, tanto a nivel de familia como en el trabajo y Facebook no sería su medio para consultar la mejor opción. Sería el gigante Google que con YouTube estaría influenciando sus decisiones de compra.

Según la misma encuesta de Pew Research, se observa que el 32% de los adolescentes afirman que usan YouTube con más frecuencia que cualquier otra red social, un 15% dice lo mismo de Instagram, un 35% de Snapchat y apenas un 10% de Facebook. Esto último hace pensar que cuando entran a Facebook no es para compartir en la red, sino probablemente sea para conseguir acceso a sus cuentas de Messenger u otras aplicaciones de la web.

Zuckerberg ha estado haciendo modificaciones constantes tanto a Facebook como Instagram, muchas de ellas son copias de lo que hacen otras redes como Snapchat, Twitter y YouTube. Pero esos cambios parecen no convencer por completo a esa población norteamericana entre 13 y 17 años. Quizás por ello, Facebook se ha estado moviendo al mercado de los países en vías de desarrollo donde puede captar más fácilmente a todos los componentes etarios de esas poblaciones y que es un mercado lo suficientemente grande como para mantener el tamaño y complejidad de la compañía sin la necesidad de hacer recortes.

No pensamos que Facebook esté muriendo, creemos que tiene muchos años por delante y que en este momento es una de las redes sociales que deben tomarse en cuenta para todas aquellas empresas e instituciones que quieran colocar sus productos o mensajes. Pero también es cierto, que deben tener un canal de YouTube y un perfil en Instagram. Si sus clientes potenciales son exclusivamente adolescentes, entonces les recomendamos que creen un perfil en Snapchat.

 

Comments

comments