Texto: Kenneth Rapoza (Forbes)  

VÍA: LA PATILLA

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, prestó juramento para otro mandato de seis años el jueves. Nadie más que los Socialistas Unidos de Venezuela (PSUV) piensa que este tipo ya es legítimo. Nadie más que los PSUV están disminuyendo los partidarios en el país y en los enclaves ideológicos de izquierda en toda América Latina que piensan que el único problema real de Venezuela es el gobierno de los Estados Unidos, y que Maduro no era lo suficientemente marxista. Esa es la base de Maduro.

Los militares de rango están siendo arrestados, y algunos están siendo torturados por atreverse a ir contra el PSUV. Human Rights Watch dice que tan reciente como el año pasado, los soldados fueron torturados.

El sábado, el nuevo gobierno de derecha de Jair Bolsonaro, de Brasil, dijo que el líder opositor y jefe de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, es el presidente legítimo. Maduro despojó a la Asamblea Nacional de sus poderes legislativos hace dos años para crear una Asamblea Constituyente, un congreso de PSUV. La Asamblea Nacional es el equivalente de la Cámara de Representantes y Guaidó sería como Nancy Pelosi.

Comments

comments