Según Dolar Today, los hijos de la gallina están por el orden de 10 mil bolívares la docena. Si ponemos el huevo a dólar preferencial, esto quiere decir que una docena de las preciadas yemas ¡cuesta nada menos que 1000 dólares!

Esta cuenta la sacamos, pues, según el gobierno, las bolsas de los fulanos CLAP vienen a dólar preferencial. Claro, no creo que las bolsas esas traigan huevos. Pero hay que ver lo que tiene que trabajar un hombre o mujer para llevar huevos a su casa.

Sigamos sacando cuentas: si una docena de huevos cuesta 10 mil, media docena cuesta cinco mil, ¿no? Si dividimos cinco mil entre seis, nos da 833 bolívares por huevo.  Si tomamos en cuenta que el pasaje de transporte público está costando 30 bolívares ida y otro 30 de regreso a la casa, eso nos da Bs. 60 diarios. Asumamos que la persona trabaja cinco días a la semana, lo que nos da un total de Bs.300. O sea que la persona tiene que viajar en camionetica 13 días por 600 bolos, y aún no le alcanza para comprar un huevo. Es decir: O va al trabajo, o se da el lujo comerse un huevo. Pero obviamente no hemos tomado en cuenta que esa persona no vive sola. Seguramente tiene esposa o esposo y digamos que -por la medida chiquita- tiene dos triponcitos. Sería muy cruel, sentarse a comerse el fulano huevo y poner a los demás de la familia, a ver cómo uno ingiere el hijo de la gallina; por lo que entonces debemos asumir que el día que decidamos comernos uno, habrá que multiplicar eso por cuatro. Los cuatro miembros de la familia. O sea: 833 bolívares por cuatro es igual a tres mil 332 bolívares, o sea montarse en la bendita camionetica 55 veces, pa’ allá y pa’ acá…

Si a eso le añadimos el peligro que corre una persona en montarse en una camioneta por el riesgo de que lo asalten, durante esos 55 viajes. Sacamos como conclusión, que es difícil tener huevos.

Y por supuesto, ni se nos ocurra hablar de la mayonesa. ¡Para eso sí hay que tener huevos! Sin embargo, el precio de la mayonesa es de 16 mil bolos. O sea que el frasco contiene 19 huevos y ¼. Claro; nadie se “ataruga” un frasco de mayonesa en una sentada. Y 19 huevos se los comen los cuatro integrantes de la familia en 4 sentadas y un poquito. Entonces: Es preferible ahorrarse el dinero y comprarse un pote de mayonesa para untárselo a un pan. Perdón, ¿dije pan? Pero qué es lo que me estoy creyendo… ¿Cuánto cuesta un pan?  No me atrevo ni a escribirlo, porque ya el gobierno amenazó con apropiarse de las panaderías y ya sabemos todo lo que pasa con lo que el gobierno toca. ¿Quizás podamos comer pasta con mayonesa? Bueh, la pasta es un lujo, pero no quiero entrar en números de cuántos viajes habría que hacer en camionetica para comprar el frasco de mayonesa más el kilo de pasta.  Y si a eso le queremos añadir el queso (que también cuesta 10 mil bolos el kilo), tendrá que mudarse la persona a la camionetica messma y hacer como la canción mejicana: Rodaaaar y rodaaar, rodaaaar y rodaaar…

También el matrimonio puede organizarse: uno se encarga de la mayonesa y otro se encarga del queso ¿y la pasta? Se raya junto con el queso para que rinda.

Y aquí hablando entre nosotros: ojalá el gobierno no se dé cuenta de esta suma y resta que llevamos en esta página, porque seguro aumenta el pasaje.

En fin, amigos, estamos en un entredicho: ya no es el cuento de quién fue primero: si la gallina o el huevo. El cuento ahora es:  si un huevo cuesta un dólar, o un dólar cuesta un huevo…

Cariños y hasta la próxima

 

Comments

comments