El arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa. Foto: EFE:

La Conferencia Episcopal Panameña hizo hoy un llamado a recuperar “la paz y el sosiego” en Venezuela y a respetar los derechos de los ciudadanos, “como se consagra en una democracia”.

“Con suma preocupación hemos visto los niveles de explosión social y confrontación política, que ha traído luto y heridos en la sociedad venezolana, en estos últimos días, a raíz de la difícil situación del país, que cada vez se hace más insostenible”, apunta un comunicado del comité permanente de la Conferencia Episcopal.

Además de al menos 10 fallecidos, las protestas en diferentes ciudades de Venezuela han dejado cientos de heridos y más de 550 detenidos, de los cuales 334 siguen privados de libertad, según la ONG Foro Penal Venezolano.

Los líderes católicos panameños se solidarizaron con el llamado de sus homólogos venezolanos de “actuar según la recta conciencia, los principios democráticos y las leyes del país, así como ejercer el derecho a la manifestación y protesta pública de manera respetuosa con las personas y propiedades y de modo responsable y pacífico”.

Los panameños se hicieron eco del papa Francisco en su bendición del domingo de Semana Santa en la que indicó que Cristo Resucitado llama a todos a “la búsqueda de válidas soluciones pacíficas antes las controversias, para el progreso y la consolidación de las instituciones democráticas, en el pleno respeto del estado de derecho”.

Además urgieron a la sociedad panameña y a las parroquias a hacer jornadas de oración permanente para que Venezuela “pueda iniciar un proceso de paz que ayude a la reconciliación entre los hermanos venezolanos y la reconstrucción del país”, reza el comunicado firmado por el arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa.

Este mismo viernes los obispos colombianos se solidarizaron con el pueblo venezolanos y se declararon preocupados por “la difícil situación”.

La oposición venezolana convoca manifestaciones en contra de lo que considera una ruptura del hilo constitucional, por lo que para este sábado llamó a realizar una marcha en silencio “por los caídos” hasta la sede de la Conferencia Episcopal de Venezuela, en el oeste de Caracas.

El comunicado oficial

“Con suma preocupación hemos visto los niveles de explosión social y confrontación política, que ha traído luto y heridos en la sociedad venezolana, en estos últimos días, a raíz de la difícil situación del país, que cada vez se hace más insostenible.

Bien ha señalado el Papa Francisco que ante el sufrimiento de nuestros hermanos no podemos mirar al otro lado ni mucho menos permanecer indiferentes, por ello queremos hacer un llamado para recuperar la paz y el sosiego, y a respetar los derechos de todos y cada uno de los ciudadanos, como se consagra en una democracia, en nuestro hermano país de Venezuela.

Nos solidarizamos con el llamado realizado por la Conferencia Episcopal Venezolana que “pide a todos los ciudadanos, a los creyentes en Cristo y a los hombres y mujeres de buena voluntad, actuar según la recta conciencia, los principios democráticos y las leyes del país, así como ejercer el derecho a la manifestación y protesta pública de manera respetuosa con las personas y propiedades y de modo responsable y pacífico. Cristo Resucitado llama a todos a compartir gestos de reconciliación y a “la búsqueda de válidas soluciones pacíficas antes las controversias, para el progreso y la consolidación de las instituciones democráticas, en el pleno respeto del estado de derecho” (Papa Francisco, Bendición Urbi et orbi, 16.04.2017)” (Comunicado del 18 de abril 2017).

Urgimos a la sociedad panameña y en todas nuestras parroquias hacer jornadas de oración permanente para que Venezuela pueda volver a la paz y así iniciar un proceso de paz que ayude a la reconciliación entre los hermanos venezolanos y la reconstrucción del país.

Panamá, 21 de abril de 2017.”

Comments

comments