La Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela aprobó una ley que restringe a los medios de comunicación y ordena sentencias de hasta 20 años de cárcel para cualquier persona que “instigue al odio”.

La ley promulgada el miércoles por la Constituyente de corte chavista prohibe a los venezolanos difundir cualquier mensaje a través de la Televisión, la radio y las redes sociales, que instiguen a la violencia y al odio.

Las sanciones por violar la ley serán duras: “Cualquiera que públicamente promueva el odio dirigido a grupos específicos, incluso por orientación política, podría enfrentar de 10 a 20 años de prisión”.

El presidente de Venezuela Nicolás Maduro y su gobierno frecuentemente acusan a la oposición de promover el odio.

La nueva ley también ordena a los medios públicos y privados a promover mensajes de paz por un tiempo de “30 minutos” cada semana.

Tras la decisión, la oposición en el país sudamericano denunció “censura”.

Comments

comments