VERSIÓN FINAL

El político venezolano, Leopoldo López, reconoció que la oposición se encuentra en un momento crítico, donde corren el riesgo que «se apague la llama» y los venezolanos crean que «no vale la pena seguir luchando».

Durante una entrevista con la Voz de América, en Washington, López señaló que además de controlar los medios de comunicación para replicar sus mensajes, el gobierno de Nicolás Maduro «chantajea a los líderes de la oposición, sobornan a los líderes de la oposición” y recibe un apoyo «formidable» de China, Rusia, Cuba y otros.

«La principal razón por la que Maduro se mantiene en el poder de factum en Venezuela, es por el apoyo que recibe de China, Rusia, de la República Islámica de Irán, de Cuba y Turquía», afirmó.

López, que visitó Washington para discutir el estancamiento político en curso en Venezuela y la crisis humanitaria que se vive en ese país, afirmó que los medios de comunicación al servicio de Maduro y el loobbying político que realizan empresas de cabildeo que están tanto en EE. UU. como en Europa «contribuyen a fortalecer el poder del dictador y su discurso».

El opositor, que reside en España, también se refirió a las denuncias por presunta corrupción en el manejo de activos de Venezuela en el extranjero referidas a la crisis de Monómeros y expuestas incluso por el mismo canciller de Juan Guaidó, Julio Borges.

«Me sorprende que el presidente (Juan) Guaidó ha planteado una reestructuración y una auditoría externa y quién ha evitado que se haga la reestructuración y la auditoria externa es el propio comisionado de exteriores del presidente Guiadó, Julio Borges. Creo que esa es una gran contradicción con respecto a lo que ha sido su actuación», razonó López.

Pese al poder que el gobierno de Maduro ostenta, el dirigente venezolano dijo que la oposición ha encontrado un fuerte apoyo en medios internacionales y organismos humanitarios, pero que debe aclararse en su mensaje.

“Esta es una lucha por la libertad que se lleva a cabo en nuestro territorio, pero también fuera de nuestro territorio. Tiene lugar en la ONU. Tiene lugar en todos los lugares donde se debate sobre los derechos humanos”, afirmó.

 

Comments

comments