Foto: EFE/Archivo.

Para el líder de Voluntad Popular (VP), Leopoldo López, estos últimos 17 años, en el que ha estado el régimen venezolano en el poder, primero Hugo Chávez y ahora Nicolás Maduro, ha dejado una profunda división en el país, ya que los venezolanos son alentados a tratarse como enemigos, “solo por el hecho de pensar distinto”.

Destacó, que los partidos conformados por el Gobierno y la oposición, no son solo adversarios como es el común en una sociedad moderna, sino ahora van más allá, son “enemigos, apátridas”, lo que ha llevado a destruir la convivencia.

“Eso no puede continuar y mucho menos estimulado desde las funciones de gobierno. El chance de recuperarnos como país es nulo mientras estemos enfrentados a nosotros mismos”, expresó.

En su portal digital, Leopoldo López, indicó que ve a Venezuela distinta, y los que tienen un rol de liderazgo, incluyéndose, deben afrontar dos grandes responsabilidades, la primera, con las víctimas de la represión, las violaciones a los derechos humanos y la discriminación política. Con los familiares de quienes fueron asesinados, con los encarcelados, perseguidos o maltratados por el poder y por los grupos que actuaron bajo su sombra con la complicidad de un sistema de poderes secuestrados y una “justicia injusta”.

Mientras que la segunda, es con la democracia y su futuro. “Debemos inaugurar una nueva etapa de convivencia democrática, con instituciones sólidas, que impida un retorno al autoritarismo”.

A su vez, resaltó que siempre hay que ratificar la voluntad de vivir en libertad viendo hacía el mañana, hacia el futuro, comprometidos con la paz, el progreso y el bienestar que otras naciones y pueblos ya han alcanzado.

Comments

comments