Fotografía del martes 14 de febrero de 2017, en ciudad de Panamá, de embriones vistos con una técnica que ha permitido a especialistas de medicina reproductiva captar los primeros momentos de la vida, desde la fecundación. EFE

Un sistema de monitorización que utiliza el encadenado de centenares de fotografías para examinar el aspecto morfológico y la cinética durante las primeras horas de vida permite a especialistas de la medicina reproductiva en Panamá identificar los embriones con más posibilidades de ser gestados.

Integrado con una computadora y una cámara fotográfica, el incubador conocido como EmbryoScope facilita a los científicos del laboratorio de Fecundación in Vitro (FIV) del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) hacer un seguimiento detallado del desarrollo de los embriones.

Desde su incorporación en el 2009 en las clínicas IVI, este equipo que utiliza la técnica de “time-lapse” ha permitido lograr más embarazos por FIV, optimizando la selección del mejor embrión para ser implantado, reduciendo a la vez el número de embriones a transferir sin afectar al éxito del tratamiento de reproducción asistida.

Bajo condiciones de extrema seguridad, la directora del laboratorio FIV del IVI, Ana Palma Govea, examina el registro fotográfico de hasta seis embriones de una sola paciente que fueron obtenidos por método reproductivo para determinar su desarrollo.

“Este revolucionario método de evaluación automatizada nos permite observar la evolución del embrión segundo a segundo desde la FIV desde el día cero hasta el quinto, mejorando hasta en un 20 % la tasa de embarazo”, apunta a Efe la científica.

Agrega que además de captar imágenes, el EmbryoScope cuenta con un algoritmo creado por el embriólogo del IVI Valencia, Doctor Marcos Meseguer, que consiste en cálculos matemáticos sobre la velocidad de desarrollo embrionario, y que determina cuáles son los que tienen mayor probabilidad de implantación en el útero.

Govea cuenta que, antes de usar la tecnología, los embriones eran mantenidos en incubadores convencionales, por lo que había que sacar al embrión todos los días para examinarlo bajo el microscopio.

El director de IVI Panamá, el doctor Roberto Epifanio, aclara a Efe que esto “no quiere decir que los incubadores que se han usado en otras clínicas de infertilidad no sean válidos, sino que el sistema actual mejora sensiblemente las condiciones de cultivo y los métodos de selección embrionaria convencionales”.

Sostuvo que el EmbryoScope es el único sistema de evaluación embrionaria en Centroamérica, por lo que mujeres de la región acuden al centro por la efectividad que tiene.

El doctor Epifanio comenta que la herramienta se ha convertido en uno de los últimos avances científicos dentro del campo de la reproducción asistida, por lo que ha sido centro de atención en eventos internacionales como el Congreso de la Sociedad Europea de Reproducción Humana (ESHRE) y la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva (ASRM, por sus siglas en inglés).

Aunque no existe en el país centroamericano una ley sobre reproducción asistida, IVI Panamá se basa en los parámetros legales de España, auditados y regulados por la casa matriz de IVI en Valencia.

Apegada a la ley española, su filial en Panamá usa de 8 a 15 óvulos extraídos para trabajar en los tratamientos de reproducción asistida como la FIV.

De esa cantidad de un 70 % a un 80 % fecundan, pero la tasa para llegar a la última etapa del embrión en el quinto día (blastocito) es de un 50 %, según datos de IVI.

El resto de los blastocitos son congelados para una posterior transferencia en caso de que el primer procedimiento no resulte exitoso o que la paciente desee tener otro embarazo.

El especialista destaca que además de las ventajas del estudio científico que brinda el EmbryoScope en el laboratorio, las pacientes optan por la técnica porque pueden ver en tiempo real un video de todas las etapas de la célula resultante de la unión del gameto masculino (espermatozoide) con el femenino (óvulo).

Hasta la fecha, el uso del EmbryoScope ha logrado más de 200 nacimientos y cerca de 180 embarazos en curso en Panamá. Actualmente, son cerca de 4.000 los preembriones que han sido incubados con el método de observación sistematizada.

El grupo IVI, líder mundial en medicina reproductiva, cuenta con más de 70 clínicas en 13 países. Desde el 2007, en Panamá ha ayudado a nacer a más de 800 bebés por medio de la implementación de las técnicas de reproducción asistida más avanzadas.

Comments

comments