Foto: Cortesía.

Para la mayoría de los niños y adolescentes, la tecnología es una parte importante de sus vidas. Utilizan la web para buscar información, enviar mensajes, chats y participar en los video-juegos. Es importante que los padres participen en las enseñanzas de esas destrezas para que sus hijos usen la web con seguridad y así enriquecerles su sano desarrollo.

La American Academy of Pediatrics (AAP) recomienda que los padres y cuidadores creen un plan de consumo mediático para la familia que tenga en cuenta las necesidades de salud, educación y entretenimiento de cada niño, así como las necesidades de toda la familia. 

Presentamos a continuación un resumen de algunos de sus consejos para los padres:

  • Comparta y dirija con el hijo su mundo mediático como lo haría con cualquier otro entorno de la vida. Las mismas pautas de la crianza se deben aplicar en el mundo real como en el medio virtual. Fije límites, conozca a sus amigos, qué plataformas, software y aplicaciones está utilizando, qué lugares visita en la red y qué hace cuando está en línea.
  • Fíjele sus límites y anímelo a tomar tiempo de recreo. El uso de la tecnología, como el resto de las actividades, debe tener límites razonables. Las familias que juegan juntas, aprenden juntas. La participación en familia también es importante para las actividades mediáticas, promueve las interacciones sociales, la unión y el aprendizaje.
  • Sea y enseñe un buen ejemplo de amabilidad y de buenos modales en línea. Debido a que los niños son grandes imitadores, limite su propio uso mediático. De hecho, usted estará más disponible y conectado con él, si está interactuando, abrazando y jugando en lugar de estar embelesados frente a la pantalla.
  • Recuerde el valor que tiene la comunicaciónLos niños más pequeños aprenden mejor a través de la comunicación bilateral. La práctica, es importante para el desarrollo de su lenguaje. Las conversaciones pueden ser frente a frente, o si es necesario, por chat de video, cuando tiene que viajar o con un abuelo que vive lejos.
  • Mantenga las horas de comer, en familia y otros encuentros familiares y sociales libres de tecnología. Recargue los dispositivos durante la noche, fuera del dormitorio del niño para evitarle la tentación de usarlos cuando debe estar durmiendo.
  • No utilice la tecnología como un chupete (pacificador) emocionalLos medios digitales pueden ser muy eficaces para mantener al niño calmado y callado, pero no debe ser la única forma que se utilice.
  • Realice una investigación sobre las aplicaciones. Más de 80 mil de ellas se etiquetan como educativas, pero pocos estudios han revelado su valor real. Revise las opiniones de organizaciones como Common Sense Media para leer las reseñas sobre las aplicaciones apropiadas para cada edad, juegos y programas para que lo guíen en el momento de elegir los mejores productos para el niño.

En cuanto al adolescentelas relaciones en línea son parte de su desarrollo. Las redes sociales pueden ayudarlos a explorar y descubrir más sobre sí mismos y a identificar su lugar en el mundo de los adultos. Sólo cerciórese de que se comporta de manera apropiada en el mundo real y en línea.

Los medios y los dispositivos digitales son una parte integral del mundo de hoy. Las ventajas de estos dispositivos, si se utilizan de manera moderada y apropiada, pueden ser grandes. No obstante, se señala, que los estudios de investigación han revelado que el compartir con la familia, los amigos y los profesores cumplen una función fundamental en promover el aprendizaje y el desarrollo saludable de los niños.

Fuente: Academia Americana de Pediatría, (AAP sus siglas en inglés).

Comments

comments