Los Astros de Houston son los vigentes campeones de las Grandes Ligas. Foto: Cortesía.

Es tiempo de predicciones y de análisis en el mejor béisbol del mundo. El 29 de marzo arranca la temporada de las Grandes Ligas y como ya es costumbre, nos atrevemos, sin creernos videntes ni mucho menos, a especular un poco sobre lo que pensamos que pueda pasar durante el año.

El año pasado nos fue muy mal. De 4-0 con tres ponches y out por la vía 1-3. Pero repito, son meras especulaciones. En una temporada tan larga, cualquier cosa puede pasar, considerando lesiones, problemas de salud, inconvenientes familiares, así que vamos a relejarnos y a mirar el papel.

Con Justin Verlander desde el primer día, más la adición de Gerrit Cole, los Astros de Houston, vigentes campeones, son más fuertes que en 2017. Si todo marcha con ligera normalidad deberían jugar nuevamente la Serie Mundial. Los siderales tienen un perfecto balance de pitcheo y bateo y un mánager que arriesga.

Su rival en el “Clásico de Octubre”, desde mi punto de vista, serán los Cachorros de Chicago. Sí, los campeones 2016 y los que dejaron ir a Jake Arrieta, pero sumaron a Yu Darvish.

Creo que habrá un jugador clave en los oseznos a parte de Kris Bryant y es el “renovado” Kyle Schwarber, quien se presentó a los entrenamientos en impresionante forma física. La profundidad de este equipo es otra arma de gran calibre.

Van con todo

No es un secreto para nadie que otro de los grandes favoritos son los Dodgers de Los Ángeles, pese a que comenzarán la temporada sin su mejor bate y antesalista, Justin Turner, quien sufrió una lesión en la muñeca izquierda. Clave será el accionar del flamante Novato del Año de la Liga Nacional Cody Bellinger, quien va a la siempre “peligrosa” segunda temporada.

Después apunto a los Yankees de Nueva York, un equipo con incógnitas en el pitcheo abridor, pero con una ofensiva que debe hacer muchas carreras. Si sus brazos son capaces de mantener ventajas, van a luchar bastante.

La adición de Giancarlo Stanton blindó a esta alineación de tal manera, que apenas lo firmaron, los de El Bronx pasaron a ser favoritos para la Serie Mundial. Para mí la incógnita es lo que puede hacer Aaron Boone como mánager.

Imposible dejar por fuera a los Indios de Cleveland, el equipo con la mejor rotación del béisbol y con bateadores de primera línea. Dejaron ir a Carlos Santana, pero ahora cuentan con el cubano Yonder Alonso.

Ahí les dejos mi “Top 5” para la temporada 2018. ¿Y cuáles son los equipos de ustedes?

Comments

comments