Desde hace un pocotón de años que ya ni me acuerdo, en nuestro país se le ha cambiado el nombre a toda cosa inerme o cosa que se mueva. Ya ni los muchachos menores de 18 años tienen nombres normales.  En serio.

Dar un autógrafo hoy en día resulta más difícil que resolver una ecuación de trigonometría. Cuando a uno le toca preguntar:

-¿Cómo te llamas tu? uno empieza a sudar frío, ahí mismo la chama te dice:

-Yubiridizleysty, y uno con cara de ignorante cual concursante de ¿Quién quiere ser millonario? en la pregunta número 100, repregunta:

-¿Cómo dices? y el carajito con cara de queé  sssstidioo, viéndolo a uno de arriba abajo, vuelve a repetir:

–Yubiridizleysty!  ahí mismo empieza uno…

-Deletréame eso, plisss,  y el carajito, ya con ganas de quitarle el papel a uno:

-Y…U…B..I…R

Y ahí no termina la cosa. Viene el otro y ya dice de una:

-Yubileyyubiri… Y…U…B..I..

En conclusión, es un reto a la parte posterior del cerebro.

Sin embargo,  ya sabemos de quién es la culpa. ¿De quién va sé?

A los ministerios ya no solo visitarlos es un peo, sino mencionarlos: “El Ministerio del Poder Popular para la Infraestuctura e Industria metalmecanic… “Por favor, ¡dame valor!. Ha llegado el momento que ya las abreviaturas de los mismos son más complicadas que los nombres de los carajitos nacidos en revolución. Pronunciar el nombre del ministerio arriba mencionado, es algo así como MinPopoPala InfeIndMetalmecanica. ¡Horror!.

No podía entonces faltar, la Primera Familia en cambiarse todo lo que implica ser eso: la Primera.

La que antes fue la Primera Dama, ya no lo es,  ahora es “La Primera Combatiente”, me imagino que si tuviera muchachitos en este momento, éstos serían “Los Primeros Combatienticos”, aunque se sabe que los herederos de la Primera Pareja actual ya son unos tarajallos, éstos tendrían que llamarse, según esta nueva nomenclatura: ‘Los Primeros Tirapiedras”  y a los sobrinitos, que están de visita por solo 18 años en el imperio meeesmo, según la nueva semblanza, serían “Los primeros sobrinos privados de libertad” o en inglés “The First Ass holes” (buscar en el diccionario).

En este orden de ideas, la residencia presidencial (que es donde tendría que vivir La Familia Presi-Combatiente, pero que no se sabe si viven allí) debería llamarse en vez de La Casona, “El Cuartel” o mejor aún “La Trinchera”. Y por supuesto el nombre de las oficinas desde donde despacha el Primer Combatiente, no podría llamarse nunca “Miraflores”, porque eso, desde el punto de vista guerrero, se ve medio maricón. En todo caso tendría que llamarse “Mira- Telescópica” y el Palacio Blanco, como está al frente del anterior, “El Cañón”. Los subalternos de la Primera Pareja Combatiente, ya que son los que ejecutan las órdenes de éstos, serían, en vez de ministros, “Los Gatillos” y así sucesivamente hasta llegar a la ciudadanía normal y corriente a los que el gobierno llama “el pueblo bolivariano” y que por paradojas de la vida en combate, no tienen ni para comerse “una bala fría”…

 

Comments

comments