Las madres toda la vida han tenido ese sexto sentido para saber quién y cuándo le pueden echar una vaina a uno. La mía -al igual que la de todos- me daba 100 mil instrucciones antes de que yo pudiera poner un pie fuera de mi casa. La cosa era ya una completa letanía que uno repetía de memoria junto con ella a manera de eco…

-No te acerques a ningún carro en donde te pregunten por ninguna dirección… Mucho menos le pidas la cola a nadie… No hables con ningún extraño…

Y cuando era chiquita… No aceptes caramelos de nadie… Ni chocolates… Ni dejes que te agarren la mano… Y otro montón de NO, NO, NOO NOOOOOO… (Montones de Nooos)

Por su puesto, en la medida que uno fue creciendo, las advertencias se fueron tornando más serias:

-No te dejes meter mano…

-No dejes solo tu trago…

-No te vayas a dejar…. Con fulano…

Y otros tantos NO que nos decían a las hembras….

Últimamente, también los varones tuvieron también su ración de “NO”; pues antes “los machos no tenían problema en la calle” pero -dadas las circunstancias- los hombres también se llevaron su camión de consejos (y casi igual que los de las mujeres)

-NO dejes tu trago solo

-Ponte el sombrero

-No te acuestes con Fulanita que se ve que ha sido la c… del pueblo..

Y por ahí 50 cosas más…

Peeero… Como los seres humanos somos más tercos que un burro, siempre caemos en lo que nos aconsejaron mil veces que no hiciéramos.

De esas caídas, han salido miles de hermosos niños y niñas… Y de paso, somos los únicos que volvemos a tropezar con la misma piedra.

-Que si calculé mal la fecha…

-Que si no me dio tiempo de ponerme el sombrero…

-Que si perdí la cabeza…

O, en el caso de los hombres:

-Ese carajito no es mío…

 

Para todos estos casos anteriores, se inventó la bendita píldora que forma parte del título de esta página: La píldora del día siguiente…

Ésa que salen a comprar todas aquellas que no pararon bola a los consejos recibidos.

 

Así están todos los muérganos políticos que dicen representarnos en Venezuela. Ya se perdió la cuenta de la cantidad de personas en el mundo entero que comentó sobre la falsedad de los organismos como el CNE… ¿Y qué hicimos? ¡Nos volvimos a acostar con él!  Y obviamente ¿qué respondió el susodicho?

-Ése muchachito no es mío…

Ahora todos los portadores del mayor ratón moral de la historia se quejan y lloran porque “les hicieron trampa”. Pero es increíble cómo sólo días antes, estaban como la eterna enamorada que no oye consejos, sino que está como loca por bajarse la pantaletica.

-Ahora sí va me va a querer

-Ahora sí se va a empatar por siempre conmigo

-Ahora sí va a reconocer a mi muchacho…

Pues no. Ya les dieron lata. Y a los pocos sobrevivientes (léase los poquitos que “ganaron”) ya les darán su zaparapanda de coñazos ( y me perdonan el francés). A la “ganadora” de Táchira, ya le quitaron los reales. Los va a manejar el mismo zángano de Vielma Mora y al de Zulia, ya lo amenazaron con el famoso “si resbala pierde”.

Lo más triste de esto, es que pusieron a la gente (cuando no) a correr de un lado a otro para ejercer su voto, llevando golpes y porrazos mientras los excelsos y eminentes políticos de la MUD veían por televisión cómo Tibisay se los raspó a casi todo. Sólo provoca decir BIEN HECHO, sino fuera porque los que sufren no son precisamente ellos.

¿Alguien se acuerda de los más de 7 millones que salimos el 16 de Julio a responder esta pregunta?

¿Aprueba que se proceda a la renovación de los poderes públicos de acuerdo con lo establecido en la Constitución y a la realización de elecciones libres y transparentes, así como la conformación de un Gobierno de unidad nacional para restituir el orden constitución?

Pues nuestros políticos se tomaron la píldora del día siguiente, por no decir que usaron papel tualé con la respuesta.

¡Ah! Y al momento de escribir esto, todavía no le han otorgado su gobernación a Andrés Velázquez (oootra vez lo mismo) ¿Cuántas veces le han quitado una elección? Como diría un maracucho:

-Es que el pobre no coge ni juguete en piñata ‘e ciego…

 

Cariños y hasta la próxima….

Comments

comments