Quien así lo afirma es Pablo Aure, abogado, Profesor Jefe de la cátedra de Derecho Procesal Penal de la Universidad de Carabobo, Secretario de esa misma casa de estudios y Coordinador General de la organización Compromiso Ciudadano. Ha sido y es un perseguido de la administración chavista-madurista por su férrea defensa a la autonomía universitaria. Hoy en Conversaciones.

 

Usted ha dicho que el voto no es sinónimo de democracia y que el mismo no es eficaz en dictadura. ¿Nos explica ambas afirmaciones?

En el caso Venezuela, con una dictadura que se extiende ya por 20 años, abstenernos el 15 de octubre próximo es más democrático y más representativo que acudir a unas elecciones. En dictadura, asistir a unos comicios convocados por organismos ilegales y fraudulentos como lo son la Asamblea Constituyente y el Consejo Nacional Electoral, es una gran contradicción. En dictadura no hay elecciones, lo que hay son negociaciones y de eso se trata este proceso.

 

¿Por qué no eficaz el voto en este momento?

Las dictaduras de talante comunista y vinculadas al narcotráfico y al terrorismo, como lo es la venezolana, no salen con elecciones. Es como decirle a unos atracadores que entran a un banco a robar que se sometan al escrutinio o elección de los presentes en la entidad para que ellos decidan -por el voto- si quieren o no ser atracados. En el caso negado de que los delincuentes lo aceptarán, jamás respetarían el resultado que por supuesto sería que no cometieran el atraco. Pero hay, además, un agravante y es que los venezolanos acudimos el pasado 16 de julio a una consulta donde se nos preguntaron tres cosas: la primera si estábamos o no de acuerdo con la elección de una Constituyente; segundo, que si estábamos de acuerdo en solicitarle a las Fuerzas Armadas que cumplieran con su rol institucional y tercero, el nombramiento de nuevos integrantes de todos los poderes, constituir un gobierno de unidad nacional y luego llamar elecciones. Más de 7 millones 600 mil venezolanos dimos nuestra aprobación a las tres preguntas. Eso ahora se quiere desconocer.

Pero volviendo a su pregunta, el voto es una herramienta fundamental en las democracias, porque es a través de él que se concreta la alternabilidad en el gobierno. Pero no estamos en democracia, eso lo sabe el mundo entero, incluso quienes promueven el voto. Entonces, me parece una gran torpeza exponer las luchas y logros alcanzados -como el que más de 50 gobiernos llaman al sistema político venezolano dictadura- a través de un proceso eleccionario no genuino ni trasparente y dar un mensaje equivocado al mundo en el sentido que las cosas aquí se están arreglando cuando es exactamente todo lo contrario. Además, ¿qué cambio puede lograr en las instituciones el hecho que lleguen unos señores a unas gobernaciones que no van a gobernar porque todas sus atribuciones han sido ya secuestradas y que además, deben estar sometidas sus gestiones a la fraudulenta e inconstitucional constituyente y sus directrices? Nada. El voto, entonces, no es eficaz. Algo en lo que debe reflexionar los partidos ubicados en la Mesa Democrática es en la enorme abstención que hubo en las primarias que, siendo generoso, participaron no más de 700 mil electores.

 

En relación al sometimiento de los gobernadores a la Asamblea Constituyente, dirigentes de la MUD que se sientan en las llamadas “conversaciones exploratorias”, han afirmado que ellos no reconocen ni reconocerán a dicha constituyente. Por otra parte, la oficialista Delcy Rodríguez, afirma que es un punto de honor para continuar el diálogo, que la MUD la reconozca.

Cómo se come ese pescado… hay una gran falta de sinceridad porque el Sub secretario de Acción Democrática (AD) reconoció que se puede llegar a una negociación al respeto y aceptar una cohabitación de la Constituyente (que desconocimos los venezolanos) con el Parlamento si se acuerda el adelanto de unas presidenciales pero siempre en el último trimestre del próximo año. ¡Qué descaro! No sé por qué subestiman tanto al ciudadano venezolano. Por eso la enorme decepción que se tiene hacia esa dirigencia. Una dirigencia que fue acompañada masivamente por el pueblo para la elección de los diputados al parlamento y que hoy ha sido traicionada. Increíble el desconocimiento que hacen del mandato del pueblo que voto en aquella oportunidad, más que por unos diputados, por un cambio de sistema. Y ahora lo que negocian es la permanencia de Nicolás Maduro hasta finales del próximo año y con él, la profundización de la crisis humanitaria que se hace cada segundo más insoportable.

 

Usted que está en contacto permanente con estudiantes y jóvenes ¿qué recoge de ellos en relación a la actual situación y las negociaciones que se adelantan?

Cada vez son más los que solicitan sus notas para legalizarlas y marcharse del país. Tanta incoherencia en la dirigencia, les hace pensar que no hay salida al desastre. A uno le dicen: “profesor es que la MUD y el oficialismo se están poniendo de acuerdo para convivir y mantenerse quien sabe hasta cuándo y mientras tanto… ¿cómo voy a conseguir trabajo si no hay, alimentos o medicinas si tampoco hay? Yo siempre les respondo que la MUD no es la oposición, la MUD fue en un momento el vocero principal de una opción distinta al régimen, ha tenido reconocimiento internacional pero se deslegitimó por su errático desempeño, como se deslegitimó en su momento Hugo Chávez y como ahora lo está Maduro.

 

Entonces, ¿está usted de acuerdo con la nueva plataforma que se ha conformado y que lleva por nombre SoyVenezuela?

Por supuesto, porque hacía falta algo diferente a la MUD-PSUV que son ya lo mismo. Mire, si uno dice algo negativo de lo que hace el oficialismo lo tildan de apátrida, golpista y te abren un expediente. Y si crítica actuaciones de la MUD te acusan de divisionista y hasta de chavista cuando quien divide y ha pactado con el régimen son ellos. Es que ambos quieren imponer un pensamiento único y nosotros queremos pluralidad de pensamiento y libertad. Pienso que María Corina Machado, que es quien ha comenzado aglutinar a organizaciones civiles, movimientos e individualidades en esta alianza, tiene una inmensa credibilidad porque ha mantenido su discurso desde el día uno, ha sido coherente en el decir y hacer. Allí veo que hay personas con gran experiencia y verticalidad como Enrique Aristeguieta Gramcko, y muchísimos venezolanos que buscan la libertad y la justicia en Venezuela. Creo que esa plataforma hacía falta desde hace ya algún tiempo. La apoyaré en el entendido de que nada tiene que ver ni con el régimen ni con la MUD, que repito, hoy son lo mismo. Esa plataforma debe ser radicalmente diferente al populismo, la demagogia, la farsa y a la venta de esperanzas engañosas.

 

¿Cree que esa plataforma, que apenas comienza, podrá ser escuchada en el exterior?

Hay quienes dicen que gracias a la MUD se ha debilitado el gobierno y yo digo que a lo interno y a lo externo, la MUD se nos muestra en etapa terminal. Por eso es necesario que el mundo entero sepa que la MUD representará a unos partidos políticos con poco respaldo del pueblo, pero no representa ni interpreta a la inmensa mayoría de un pueblo que clama por un cambio total de sistema. Los organismos internacionales ONU, OEA, Parlamento Europeo entre otros, no entienden que unos partidos pueda convivir con una dictadura, en eso ha sido muy clara María Corina Machado, quien dice y repite que el único diálogo que pueden darse en el país, es para la salida definitiva del régimen y re-institucionalizar la República. Creo que necesitamos una vocería distinta en el mundo y estoy seguro de que esta será recibida y escuchada. Algo importante es que en el pasado reciente, esos organismos multilaterales se comportaban como club de amigos de los presidentes y no de los pueblos. Con la llegada de Luis Almagro a la OEA, eso comenzó a cambiar y ahora los vemos cercanos a los pueblos, sus angustias y sufrimientos que es la verdadera razón de su existencia: La defensa de las libertades y las democracias de las naciones. Si el mundo ha escuchado a los venezolanos, se lo debemos agradecer, principalmente, a este bravo pueblo venezolano que no ha dejado de luchar para que el mundo viera la realidad de lo que aquí sucede.

 

Un mensaje final

Necesitamos a los organismos internacionales y a los gobiernos del mundo. Nosotros a lo interno no dejaremos de hacer lo que demos hacer para salir de la dictadura: luchar sin descanso. Pero ante una alianza de fuerzas internacionales del narcotráfico y del terrorismo que nos han ocupado militarmente, necesitamos una alianza internacional que nos respalde y ayude a salvar a Venezuela. A los jóvenes les digo que no seamos borregos, que actuemos todos abrazados a los principios de libertad que tenemos arraigados desde tiempos de la independencia. No estamos equivocados, equivocados están quienes pretenden alargar y oxigenar al régimen que quiere robarnos los sueños de prosperidad de quienes hacemos vida en estas tierras.

 

Comments

comments