Foto: cortesía.

En la actualidad, la marihuana es una de las drogas más usadas en el mundo. Proviene de la planta de cáñamo de la India y la parte que contiene la “droga” se encuentra principalmente en las y en menor cantidad en las semillas, hojas y tallos de la planta. Se hace una mezcla verde, marrón o gris de partes desmenuzadas y secas que se pueden enrollar y fumar como un cigarrillo o en una pipa. A veces la mezclan en alimentos o la inhalan utilizando un vaporizador.

La marihuana puede causar problemas con la memoria, el aprendizaje y el comportamiento. Produce adicción después de usarla por un tiempo.

Algunos estados en Estados Unidos han aprobado la “marihuana medicinal” para aliviar los síntomas de varios problemas de salud. La Administración de Drogas y Alimentos (FDA por su sigla en inglés) no ha aprobado la planta de la marihuana como medicina. Sin embargo, se han realizado estudios científicos sobre los cannabinoides, los productos químicos en la marihuana, lo que ha conducido a la aprobación de dos medicamentos por la FDA. Los científicos están haciendo más investigaciones con sus ingredientes para el tratamiento de muchas enfermedades y condiciones.

Hay más de 400 sustancias químicas en la marihuana. El químico que causa intoxicación en los usuarios es el THC (abreviatura de tetrahidrocannabinol). Este crea los efectos que alteran la mente que la clasifican como “droga”.La sustancia más asociada a los beneficios médicos es el CBD (abreviatura de cannibidiol).

Una encuesta estadounidense encontró que 14% de las adolescentes embarazadas fuman marihuana, lo que añade una preocupación más a los daños del embarazo adolescente.

Esta encuesta nacional de gran tamaño encontró que más del doble de las chicas embarazadas de 12 a 17 años consumen marihuana que sus pares no embarazadas. Y una cantidad significativamente mayor consume la droga que las mujeres embarazadas de entre 20 y 29 años, dijo la doctora Nora Volkow, directora del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de EE. UU.

La doctora Judy Chang, profesora asociada de obstetricia, ginecología y ciencias reproductivas de la Universidad de Pittsburgh apuntó los riesgos de consumir marihuana durante el embarazo: “que los bebés sean más delgados y que los niños presenten algunos problemas con sus habilidades de pensamiento y aprendizaje”.

Los hallazgos proceden de la Encuesta nacional de uso de medicamentos y drogas de 2002 a 2015, que exploró el consumo de marihuana entre 410 mil mujeres de 12 a 44 años de edad. Aproximadamente 14 mil 400 participantes de la encuesta estaban embarazadas en el momento de responderla. La encuesta también reveló que el consumo de marihuana en el embarazo fue más habitual durante el primer trimestre.

“Sabemos que la marihuana afecta al cerebro. Lo que sugieren estos estudios es que podría haber un riesgo de que cause daños cerebrales en el bebé en desarrollo”, dijeron los investigadores.

Comments

comments