Cuando cerraba esta edición se anunció la renovación de contrato, por cinco años, del delantero venezolano Josef Martínez con el Atlanta United, equipo perteneciente a la MLS de Estados Unidos. La noticia pareció no caer muy bien entre algunos de los fanáticos más radicales del jugador nacido en Carabobo.

Tras su impresionante labor en el fútbol “gringo”, los rumores apuntaban a que llegarían ofertas desde España o Italia, dos de las ligas de mayor nivel en el mundo. Al menos de manera oficial, no se publicó nada al respecto.

No obstante, el mundo de fútbol conoce a Martínez y las intenciones de una o varias organizaciones, muy probablemente estuvieron sobre la mesa. Ahora bien, ¿fue una acertada decisión de Martínez? ¿Prefirió la zona de confort?

Decisiones

Yo sinceramente creo que hizo lo correcto. Estamos hablando de un equipo con grandes proyecciones y además con instalaciones y estadio de primer mundo. Además, el público lo adora y respeta por su entrega.

“Esto significa mucho para mí por el afecto que me han mostrado los fanáticos, es único. Ellos reconocen el esfuerzo que das y saben que hiciste todo para ganar, y creo que por eso nos encanta jugar aquí”, dijo el venezolano tras firmar su contrato.

Martínez dijo, además, que nunca tuvo la más mínima intención de abandonar el club. Por el contrario, siempre se mantuvo firme en su decisión de quedarse.

“Ahora verán a un Josef más trabajador, más profesional y con ganas de seguir trabajando para ganarlo todo con esta organización”.

En 2018, el delantero vinotinto se convirtió en el primer jugador de la MLS en ganar la estrella, la temporada regular y el premio Más Valioso. Por si fuese poco,  se quedó con la Bota de Oro de la temporada.

Los detalles económicos del contrato no fueron revelados por la organización, sin embargo, en 2018 Martínez, con salario de 1.4 millones de dólares, era el tercer jugador mejor pagado del Atlanta United.

¿Y los retos deportivos? Cuando acabe su contrato, Martínez contará con 30 años de edad. La posibilidad, siempre y cuando su presente para entonces sea positivo, de dar un salto a las “Ligas Grandes” seguirá latente.

Les pregunto. ¿Dejarían ustedes una organización en la que eres considerado la estrella, los fanáticos te respetan y apoyan y además ganas buen dinero? Por si fuese poco, viviendo en los Estados Unidos.

Comments

comments