Continúan las expresiones de solidaridad por la recuperación de la democracia en Venezuela, esta vez se trata de los empresarios agrupados en la centenaria Cámara de Comercio, Industria y Agricultura (CCIAP) la cual fue fundada en 1915 y en el comunicado recuerda a través de una foto el apoyo que recibió de sus vecinos de FECAMCO -Federación que agrupa a las Cámaras de Comercio de, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Belice, Colombia, República Dominicana y por supuesto Panamá- quienes en la siguiente foto se reunieron frente a la sede de la CCIAP en señal de solidaridad, al enterarse que había sido víctima de asalto en abril de 1988.

%post=14083&action=edit&message=10ss=

A continuación el comunicado de la CCIAP, alojado también en su web: http://www.panacamara.com/elecciones-libres-venezuela/

Elecciones libres, única solución para Venezuela

Por el compromiso que mantiene la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá con la institucionalidad y la democracia, hacemos un llamado de atención a los hechos que atraviesa la República de Venezuela. Nuestros hermanos venezolanos se han unido como lo hicimos en Panamá hace 30 años, con el propósito de rescatar y reconstruir las instituciones que garantizan la justicia y exigir una verdadera democracia y libertad.

Casi a diario, desde hace ocho semanas, miles de personas se han volcado a las calles de esta Nación para denunciar la ruptura del hilo constitucional, reclamar paz, seguridad y el fin a la crisis que atraviesan ante la escasez de alimentos, medicamentos y otros bienes esenciales, que surge por el bloqueo de los canales humanitarios.

Estamos firmemente convencidos de que la única salida a esta crisis es por la vía de la consulta electoral. Nuestro gremio apela por elecciones libres y honestas, en presencia de observadores internacionales, como garantía para que se restaure el orden, la paz y el respeto y retornen los principios y valores democráticos al noble pueblo venezolano.

Instamos a la comunidad internacional a mantener su solidaridad, elevar su voz para promover la recuperación de la convivencia democrática de Venezuela, que revierta la condición humanitaria que enfrenta el país y ponga fin a la espiral de angustia y violencia. Nosotros lo vivimos y el mundo nos acompañó mientras recuperábamos nuestros derechos.

Comments

comments