Fachada principal de la Academia Interamericana de Panamá.

Su directora, Manuelita de Saint Malo, destacó la presencia venezolana dentro de la institución que está cumpliendo 35 años

 

De los mil 250 alumnos que son parte de la Academia Interamericana de Panamá (AIP), entre 30 y 40 son venezolanos. Uno de ellos, de 17 años de edad, activó, dentro de la población estudiantil, una iniciativa de recolección de insumos médicos para ser llevados a Venezuela, nación que se mantiene bajo una fuerte represión de sus cuerpos de seguridad.

La idea fue aprobada de inmediato por Manuelita de Saint Malo, directora de la casa de estudios. “Venezuela nos necesita y nuestra ayuda es importante. ¡Esta semana se la dedicamos a ellos!”, fue el mensaje de la interesante campaña que se realizó entre el 8-11 de mayo y que recaudó unos cuatro mil dólares en medicamentos.

“Nosotros pasamos por una dictadura de 21 años y nadie nos ayudaba, entonces sabemos por lo que está pasando Venezuela”, dijo Saint Malo. “Los venezolanos que están luchando por su país merecen ayuda, merecen solidaridad y desde Panamá estamos para ayudarlos”, agregó.

Respuesta masiva

Saint Malo explicó que a través de las redes sociales de la AIP (@aipcde en Instagram), por la página web www.aip.edu.pa y vía correo electrónico sobre la iniciativa que tuvo muy buenos resultados.

“A cada grado, desde pre kinder hasta sexto año, se les asignaron insumos diferentes y todos los representantes respondieron como la gran comunidad que somos. En nuestro pensamiento del día a día está en Venezuela, un país que en este momento nos necesita”, explicó “Maui”, como también es conocida.

Uno de los alumnos promotores de la idea, destacó que junto a las medicinas que se fueron acumulando en distintas cajas, los donantes dejaban notas de aliento para los venezolanos como “Vamos que sí se puede”, “Estamos con ustedes”, “Los apoyamos desde Panamá”.

La AIP, explicó Saint Malo, corrió con todos los gastos de envío a Venezuela, donde los insumos vas a ser recibidos por paramédicos e instituciones autorizadas para su distribución, principalmente en Caracas y Valencia.

“Terminó el periodo del llamado que se hizo a la comunidad de la AIP y aún siguen llegando medicamentos y donaciones. Estamos muy felices por este aporte, por la respuesta y en lo que podamos seguir ayudando, lo haremos”, explicó.

La directora destacó, además, que aparte de los alumnos venezolanos, dos maestras de Venezuela también forman parte de la institución que fue inaugurada en 1983 y que también cuenta con una sede en Cerro Viento con más de 700 estudiantes.

“Nuestra relación con los representantes venezolanos ha sido estupenda. Creemos en la unión, en la igualdad de condiciones y eso tratamos de transmitir a nuestros alumnos”, cerró Saint Malo.

La AIP instaura valores de unión y respeto en su comunidad de estudiantes.

Comments

comments