El presidente de Colombia Juan Manuel Santos completará su segundo mandato como presidente de Colombia en 2018 y hay tres cosas que sobresalen de su gestión: haber alcanzado un acuerdo de paz con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) tras 50 años de guerra, haber recibido el premio Nobel de la Paz y ahora ser el anfitrión del Papa Francisco en su visita a este país.

En entrevista con BBC Mundo el mandatario dijo que Venezuela seguramente será tema de conversación con el sumo pontífice quien llegará a la hermana República entre el 6 y el 10 de Septiembre, en plena implementación de los acuerdos de paz con las FARC y de negociación con el ELN.

Santos explicó que la visita del Papa al país colombiano “viene con un mensaje, él mismo, la Iglesia puso el título de su visita, el propósito: dar el primer paso hacia la reconciliación. Una vez dejadas las armas, una vez terminado el conflicto, necesitamos cicatrizar las heridas y trabajar juntos para esa construcción de la paz después de tantos años de guerra y de conflicto”.

Sobre la situación por la que está pasando Venezuela y si discutiría ese tema con el máximo representante de la Iglesia, el presidente colombiano acotó que sí, “Venezuela siempre es un tema, en cualquier reunión de cualquier jefe de Estado, y él viene no solamente como Papa. Como jefes de Estado tendremos una conversación personal y seguramente será un tema obligado”.

 

“Nosotros somos el país al que más le interesa una buena solución a Venezuela, porque somos el país que más pierde o más gana con lo que suceda en Venezuela”.

Juan Manuel Santos aclara que no hay una propuesta concreta para resolver la situación en el vecino país, “ambientar la posibilidad de una salida negociada y pacífica creo que debe ser la consigna de todo el mundo y yo creo que es la consigna del Papa, es la consigna nuestra y vamos a continuar presionando para eso”.

En la entrevista, afirmó que lo que buscan de última opción “es una transición, porque la verdad es que en Venezuela acabaron con la democracia. Eso es algo malo para Venezuela y para la región. Y todos debemos tratar de hacer lo posible para que se pueda reinstaurar esa democracia”.

Cree que tener una dictadura en la mitad de América Latina “es algo que a nadie le conviene, a Colombia no le conviene, no le conviene al mundo tampoco. Entonces lo que queremos es buscar que se restablezcan los derechos de los venezolanos, es lo más importante. Nos preocupa el bienestar de los venezolanos, lo que están viviendo en este momento es realmente trágico”.

Declaró además que Colombia estaría dispuesta a hacer algún tipo de intermediación para colaborar al acercamiento de la oposición y el Gobierno Venezolano. “Siempre hemos estado dispuestos a ayudar y si nos requieren, y en este caso tendrían que ser las dos partes, ahí estamos más que dispuestos, como creo que está todo el mundo. A todo el mundo, literalmente, le interesa una solución negociada y pacífica en Venezuela”.

Comments

comments