Foto: Corina Briceño

Quince personajes, quince Tipos Raros. Joel Bracho Ghersi le dio vida a cada uno en un libro de formato pequeño. Parece un cuento infantil, pero no lo es. Tiene ilustraciones pero tampoco son para niños. Al contrario, reflejan la vida de quince hombres solitarios con dilemas adultos, según explica el autor. “Puedes ser raro y estar contento con tu rareza o puede que te traiga inconvenientes, pero así es la vida. Es una ventaja y a la vez una incomodidad”, dice Bracho, graduado en Derecho y también en Letras.

No es la primera vez que publica un libro, anteriormente participó como antólogo en Resonancias, una selección de cuentos panameños y venezolanos reunidos en un solo tomo, con el sello de Foro Taller Sagitario Ediciones. La portada es un diseño del artista Carlos Cruz-Diez. “Resonancias construyó un puente entre el arte y la literatura y también un puente cultural entre Venezuela y Panamá. Es una representación de lo que hacemos en Articruz”, subraya el venezolano. Desde hace cuatro años trabaja como gerente de comunicaciones y coordinador editorial del taller de arte Articruz, fundado en Panamá por la familia del maestro Cruz-Diez.

Allí se encarga de las relaciones públicas, de tratar con medios, recibir a artistas, curadores, coleccionistas y mostrarles el taller. También escribe los catálogos de las exposiciones, produce videos en conjunto con la unidad audiovisual y se asegura de que todo lo que ocurra, dentro y fuera de Articruz, quede documentado.

“Es un trabajo muy cultural, sabroso, que te permite desarrollar nexos, tejer redes, conocer a muchas personas”, destaca Bracho, satisfecho. La relación con los Cruz-Diez comenzó años atrás, en reuniones de amigos en los que siempre reinaba la buena música. “Crecí entre cantantes y compositores que constantemente visitaban a mi familia en casa. Mi adolescencia transcurrió en esas fiestas musicales con Serenata Guayanesa y Cheo Hurtado. Es por eso que la música es algo muy importante en mi vida”.

En la universidad, mientras estudiaba la carrera de Letras, Bracho se interesó en investigar el cinetismo e incluso, desde el Centro de Estudiantes organizó una charla con Cruz-Diez como invitado. No imaginó que más tarde trabajarían de la mano en Articruz.

Incursión en el mundo de las letras

Mientras unos querían ser médicos o astronautas, Bracho siempre quiso ser abogado y escritor. Era un niño cuando escribió sus primeros cuentos y al graduarse de bachiller empezó a estudiar Derecho en la universidad. Luego se inscribió en Letras. Por las mañanas trabajaba como abogado y por las tardes escribía ensayos sobre literatura comparada y las artes.

Tipos Raros nació con la idea de un primer cuento que escribió mientras cursaba el diplomado de creación literaria en la Universidad Tecnológica de Panamá. Allí conoció a Enrique Jarmillo Levi y a Carolina Fonseca, fundadores de Foro Taller Sagitario Ediciones, lo que le permitió acercarse al mundo literario panameño.

“Tardé unos dos años en completar el libro. Cuando escribo lo hago con calma y poco a poco fui desarrollando el resto de los perfiles. Pero cuando terminé tenía treinta páginas y era muy poco para un libro regular, así que les propuse hacerlo en un formato pequeño y agregar ilustraciones en blanco y negro. He quedado encantado con el producto, es un resultado muy bonito”, agrega Bracho. Su sonrisa ancha lo confirma. En agosto, en el marco de la Feria del Libro, presentará oficialmente Tipos Raros. Su primer libro, mas no el último.

Tipos Raros será presentado por el poeta, escritor y traductor Adalber Salas Hernández, el viernes 18 de agosto, en el marco de la Feria del Libro, (salón Bejuco-Chocoe), en el Centro de Convenciones Atlapa.

Comments

comments