Destacó que en Latinoamérica la cosecha periodística es excelente y seguirá arrojando buenos resultados

 

El encargado de la Fundación Gabriel García Márquez para un Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI) estuvo en Panamá para asistir a la XIII Feria del Libro, que se celebró entre el 15 y el 20 de agosto en el Centro de Convenciones Atlapa.

A pesar de su apretada agenda, Jaime Abello sacó unos minutos y conversó sobre periodismo con EV Panamá. Tras acabar con su intervención en la inauguración oficial del evento y saludar a varias personas que lo abordaron, respondió varias preguntas. “Perdón por el retraso”, le dijo entre risas al periodista.

Este barranquillero es reconocido en el mundo entero por su impecable labor al frente del FNPI, proyecto que fundó en conjunto con el premio Nobel y su amigo entrañable, Gabriel García Márquez.

¿Cómo define la actualidad del periodismo latinoamericano?

La impresión que tengo es la siguiente. Este año hemos tenido la experiencia de hacer la quinta edición del premio de periodismo Gabriel García Márquez con una participación de mil 400 trabajos en cuatro categorías: texto, fotografía, cobertura e innovación y después de que el jurado evaluó, puedo decir que la cosecha es excelente.

El resultado nos dice que en América Latina hay un periodismo vivo, con agenda previa, que toca temas duros y es innovador.

¿Qué tanto ha cambiado el periodismo con las redes sociales?

Lo ha cambiado mucho y no solo al periodismo, pues ha tocado todo. Lo importante es que el periodismo encuentre su identidad en los flujos de contenido que se dan a través de las redes sociales y esa identidad tiene que estar del lado del servicio público, de la verdad, de la investigación, de contar historias.

¿Con tantos canales de información e inmediatez se puede decir que desaparecieron las primicias?

Pueden existir siempre que se contemple una agenda propia, es decir, la primicia no está en el ruido y la sensación, sino en la investigación y la buena investigación periodística es insustituible, no la reemplazan las páginas web dedicadas a la propaganda oficial ni la simple apertura de datos, pues es un trabajo de descubrir información que no está clara a la luz pública y ese es el compromiso de los buenos periodistas.

¿Los medios impresos tienen que sumarse al periodismo digital?

Claramente la gente se está informando más a través de sus teléfonos celulares y en la medida que aumente la conectividad y el uso de los dispositivos, va creciendo más la realidad de tipo económico y tecnológico que los medios impresos deben asumir. Sin embargo, en lo que es papel, estamos viendo una nueva etapa muy interesante que es la del libro periodístico.

Al final lo más importante ante esta realidad es la manera de cómo informar, de cómo podemos interrelacionarnos con nuestros lectores y cómo monetizamos el contenido que ofrezcamos vía digital.

Con la censura de medios impuesta por el Gobierno, ¿qué tanto ha cambiado el periodismo en Venezuela?

Los periodistas venezolanos no se han dejado frenar. El periodismo sigue vivo, sigue activo y aquellos reporteros que se vieron obligados a salir de medios que fueron callados, han optado por emprendimientos digitales, algunos ya con premios importantes. En líneas generales, el periodismo venezolano está acosado, pero está vivo.

 

 

Comments

comments