Recordó que la canasta alimentaria de julio se ubicó en 3 millones 247 mil 472 y el salario mínimo es de 1,2%, es decir tienes un déficit de 98,8% para comprar alimentos con los precios de julio.

Explicó que “diariamente en el mes de julio se requerían 108.249,07 bolívares diarios, vale decir casi tres salarios mínimos con los cuales probablemente hace 10 años podíamos adquirir la canasta alimentaria (…) Una familia trabajadora necesita 300 dólares para poder adquirir los alimentos y el salario mínimo en este momento probablemente está en $2 mensuales”.

Consideró que esta situación podría agravarse debido a la hiperinflación que actualmente atraviesa Venezuela.

Destacó que “estamos rumbo a que el valor del dólar con respecto del bolívar, sea de 40 mil con lo que tendrías un salario de un dólar mensual”.

Asimismo, sostuvo que “estamos en vías de que se extinga el bolívar como moneda nacional prácticamente lo que estamos viendo, usted puede ver como se lanza en la basura los billetes de menor denominación (…) la liquidación del poder adquisitivo y de los salarios en general (…) El bolívar no es una moneda que no cumple con ninguno de los tres requisitos no sirve como medio de pago porque usted sabe que a la gente le cuesta mucho conseguir efectivo, no sirve como medio de reserva, quién va ahorrar en bolívares en este momento (…) los repuestos se pagan en dólares y las consultas se pagan en dólares”.

Sobre las perspectivas para la temporada navideña explicó que la pasada fue una de las peores, pero está la superará “porque no hay perspectiva de que se pueda resolver.”

Por último, Meza destacó que “no hay esperanza de que esto mejore hasta tanto no haya un cambio político, lo que nos queda es arroparnos con la familia, crear lazos entre gremios y sindicatos para atenuar, cubrir lo elemental, las necesidades más básicas”.

Con información de El Universal

Comments

comments