No entiendo cómo todavía tenemos capacidad de asombro. El comentario es: ¿Viste que se inscribió Henri Falcón? Ay sí… Qué asombro. Es como asombrarse porque Madonna se consiguió otro marido; o asombrarse porque Diosa Canales volvió a salir como Dios la trajo al mundo.

 

De verdad que ya la calentera no es con los políticos, sino con nosotros mismos. Cualquiera que sale y medio habla mal de Nicolás, o simplemente dice que hay una calle en su estado llena de huecos, o se queja porque no le llega agua a su distrito, ya para uno pertenece a la oposición.

 

Claro. Como ya nadie se queja -vamos a estar claros, por miedo- pues el que se queja, es héroe nacional. Somos capaces de agarrar de defensor a un viejito que se queja porque tiene 10 horas haciendo cola para que le den su pensión. En seguida sale cualquiera y dice: “Viste al viejito que declaró por televisión que estaba arrecho? Ahora sí se va a armar el zafarrancho”. Y no se arma nada por supuesto. Pero nada queda ahí.

 

Millones de venezolanos salimos el 16 de Julio en todo el planeta a exigir cambio del CNE para unas elecciones limpias. ¿Y qué pasó? Muy campante salieron los políticos a pedir elecciones sin cambio de nada. O sea…Como dirían los cubanos: Se limpiaron el… con la noticia. Eso sí. Orgullosa me sigo sintiendo de ese día. El mundo se dio cuenta de nuestra desgracia… El mundo se dio cuenta… nuestros políticos no.

 

Allá fueron a República Dominicana a darse piquitos con la Delcy y el Jorgito, jurando que ellos iban a hacer caso de ningún pedimento. Iban y venían. Hasta los acusaron de haber sapeado a Oscar Pérez, a quien por cierto ya ni mencionan. Ése señor hasta se grabó rindiéndose ante los capos del régimen e igualito se lo rasparon. Pero ¿quién se acuerda de eso?  Hay cosas más importantes.

 

Luego se le ocurre a Nicolás pedir elecciones para ya (es que ellos son muy democráticos) y hasta en NARNIA se dan cuenta -y lo declaran- que esas elecciones son  una mezcla de reggaetón con coge-nalga;  pero ahí va uno de los “y que” nuestros y se inscribe ‘porque cree en las elecciones libres y bla bla bla… paja y gamelote”

 

O sea que definitivamente, tenemos elecciones. Y no va Nicolás solo, para demostrarle al mundo cómo nos tienen entrampados. Van una catajarria de candidatos, incluyendo a Henri Lewinsky. Los otros ni se conocen, pero ellos van a darle la vuelta a Venezuela en 15 días.  Estos últimos ni merecen el apellido Lewinsky, esos son un adjetivo mucho más criollo, y que todos conocemos.

 

Y la última: Lewinsky va apoyado, entre otros, por una cosa llamada COPEI. ¿Se acuerdan de ese cuerpo? No en balde el artífice de todo esto, llamado Rafael Caldera los convirtió en chiripero.

 

La verdad que todo esto lo que da es profundo asco.  La vaina es tan grande que a veces me digo, que los rojos son más francos que los llamados de oposición. Cuando dicen que van a hacer algo, simplemente lo hacen. ¡Cumplen lo que dicen, los degenerados! Pero ¿los de este lado? No tienen cara. O sí la tienen. Tienen más cara que espalda.

 

Como siempre digo: ¿Cómo explicarle a una persona no venezolana las vainas que pasan en nuestro país? ¿Cómo decirle a esa persona que hay gente muriendo de hambre y por falta de medicinas, pero que hay unos super mega Lewinsky que les importa un rábano pelúo, y que van a participar en unas elecciones que ya saben perdidas?

 

Sinceramente yo nunca confié en este “señor”. Siempre siguió siendo chavista. Siento pena por la gente que confió y votó por él para gobernador en Lara. También confieso que me alegra que Claudio Fermín no haya participado, aunque la espinita me quedó bien clavada por el solo hecho de haberlo intentado.

 

En fin: Henri Lewinsky se arrodilló igual que Mónica, pero peor… Frente al esperpento de Tibisay Lucena y peor aún… frente a Nicolás. Después que no venga por Estados Unidos pidiendo asilo y diciendo que lo obligaron. Ya tenemos muchos de esos y viviendo de lo que se rasparon en estos 18 años.

 

Lo dicho: no podemos creer en nadie. Henry se declaró Lewinsky y nosotros quedamos como Hillary… Con los ojos puyúos..

 

Cariños y hasta la próxima….

 

 

Comments

comments