El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, se reunió este martes con los sindicatos de los empleados públicos, como parte de su plan de continuar buscando apoyo interno y a la vez avanzar en la agenda para poner fin al gobierno en disputa de Nicolás Maduro.

Guaidó regresó a Venezuela el lunes de una gira que lo llevó por Colombia, Brasil, Paraguay, Argentina y Ecuador.

La convocatoria para el martes con sindicatos de empleados públicos fue anunciada durante su discurso en una plaza en Caracas donde miles de seguidores lo escucharon y aplaudieron.

En su cuenta en Twitter el martes reiteró la convocatoria.

El presidente encargado ha dicho que el objetivo es sacar del secuestro en que está sumido el sector público venezolano.

“En los próximos días estaremos anunciando acciones con nuestros empleados públicos, acciones directas para lograr tomar control de una burocracia, que sabemos que todos los empleados públicos están con el cambio y por supuesto con la Constitución”, dijo Guaidó a fines de febrero.

Guaidó describió su regreso al país el lunes como un proceso rápido y tranquilo junto a su esposa, un hecho que contrastó con los temores acerca de un eventual arresto debido a que tiene una prohibición de salida del país desde el 29 de enero dictada por el Tribunal Supremo de Justicia que responde a Maduro.

Sin embargo no solo entró a Venezuela en un vuelo comercial procedente de Panamá a través del aeropuerto internacional de Maiquetía, sino que consiguió movilizar a miles de seguidores en todo el país sin que se reportaran incidentes.

Además de la reunión con sindicatos el martes, Guaidó convocó una gran marcha para el sábado 9 de marzo.

“El sábado continuaremos en las calles. Toda Venezuela llegará a las calles para movilizarse en busca de su libertad”, dijo a miles de venezolanos el lunes.

El gobierno de Maduro no realizó comentarios de inmediato e intentó centrar la atención en los festejos del Carnaval previstos para el lunes y el martes.

Comments

comments