El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, llegó a Madrid para reunirse con algunos dirigentes de los principales partidos políticos y participar en un encuentro con venezolanos residentes en la capital española.

Guaidó fue recibido con honores en el ayuntamiento de la ciudad de Madrid, donde le entregaron las llaves de la ciudad por “el esfuerzo” que está haciendo para lograr “la libertad y la democracia” en Venezuela, según dijo el alcalde José Luis Martínez-Almeida.

En su intervención, Guaidó dejó claro que está haciendo “todo lo necesario para acabar con esa dictadura”. Además, insistió a todos los venezolanos que no están solos, ya que casi 60 países de todo el mundo lo reconocen como presidente de pleno derecho.

También se refirió a las crecientes amenazas por la presencia de células terroristas como Hezbolá en Venezuela y advirtió que ese escenario supone una “amenaza para la región”.

“Lo que sabemos hoy es que vamos a tomar acciones, hoy Venezuela también representa una amenaza para la región”, dijo desde el ayuntamiento de Madrid.

El dirigente venezolano recordó que hoy en día hay 5 millones de refugiados, que el sueldo mínimo son 4 Euros y que el Producto Interior Bruto (PIB) se ha contraído un 65%, unas cifras muy parecidas a “Sudán del Sur, Siria o Yemen”.

Sin embargo miró el futuro con optimismo y agradeció a “los que no descansan, a pesar de la dificultad”.

El dirigente venezolano se reunió con el líder español de la oposición, Pablo Casado y con la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya en Casa América.
El encuentro se dio en medio de los roces que se han creado en la política española, a raíz de su visita. La decisión del presidente Pedro Sánchez de no recibir a Guaidó en Madrid ha generado choques entre el Gobierno y la oposición.

A su llegada a la Casa América, Guaidó admitió a la Voz de América que estaba “contento y feliz de llegar a Madrid, a España” y aprovechó para mandar un mensaje a todos los exiliados.

“No estamos solos y vamos a lograr la libertad de Venezuela”, manifestó.

España ha reconocido a Guaidó como presidente interino; no obstante, el vicepresidente español Pablo Iglesias señaló el jueves que es un “dirigente de la oposición” y, por esta razón, lo debe recibir la ministra y no el presidente.

Al llegar al aeropuerto de la capital española, Guaidó dijo que “estaba contentísimo, emocionado, por el recibimiento de los venezolanos”; fue recibido con aplausos y arengas.

El presidente encargado de Venezuela, junto a la Asamblea Nacional, también convocó a los venezolanos en España para que asistan el sábado, la Puerta del Sol de Madrid.

Comments

comments