Panameños esperan recibir atención médica en el centro de Salud Pan de Azúcar, en un barrio periférico de Ciudad de Panamá. EFE/Archivo

Representantes de gremios médicos de Panamá lanzaron una “advertencia de paro”, pero dijeron que existen posibilidades de alcanzar acuerdos con el Gobierno en materia salarial y otras reivindicaciones que impidan el inicio de una huelga el próximo lunes.

Así lo aseguró este lunes a Efe el coordinador de la Comisión Médica Negociadora Nacional (Comenenal), Domingo Moreno, al aclarar que el llamado a huelga a partir del próximo día 20 lanzado por varias asociaciones que integran el organismo es “una advertencia, porque hay una puerta abierta de llegar a acuerdos antes”.

El pago de turnos a los médicos internos y residentes, el reconocimiento de una diferenciación salarial para los especialistas con maestrías y doctorados y un correcto abastecimiento de suministros medico-quirúrgicos, insumos y medicamentos son los puntos más críticos de las negociaciones, indicó Moreno.

El coordinador de Comenenal, que aglutina a más de 14 gremios médicos, explicó que la medida de fuerza se anunció después de que los representantes del Gobierno en una mesa de negociación, activa desde hace un año, fueron cambiados y los nuevos dijeron que no podían honrar los acuerdos alcanzados hasta ahora.

Las negociaciones en la mesa de diálogo “marchaban debidamente, sin embargo, con los cambios que han habido” tanto en el Ministerio de Salud (Minsa) como en la Caja del Seguro Social (CSS) “llegamos actualmente a un impasse en el que se mencionaba que pese a que se habían alcanzado acuerdos no se podía resolver estos temas”, dijo Moreno.

Por su parte, el titular del Minsa, Miguel Mayo, destacó la apertura al diálogo del Gobierno y pidió a los gremios deponer la medida de fuerza.

“Estoy seguro que vamos a llegar a un acuerdo”, dijo el ministro en una entrevista con la cadena local TVN, en la que recalcó que la mesa de diálogo con los 43 gremios de la salud del país fue una iniciativa del Gobierno, por primera vez en la historia, que “reconoce que no están bien pagados”.

El Ejecutivo ha “cumplido los acuerdos” alcanzados hasta ahora, aunque “hay puntos que quedan pendientes porque no podíamos comprometer todo el erario público en el 2017”, agregó.

En ese sentido, Mayo dijo que en el punto del pago de turnos a internos y residentes hay “conversaciones para ver cuánto sale eso”, y que el Gobierno está consciente de que es “importante” reconocer la necesidad de “aumentar un sobresueldo” a los médicos que “trabajan en áreas de difícil acceso”.

Comments

comments