El jueves 8 de agosto se reunieron el ministro de seguridad, Rolando Mirones, la directora de migración, Samira Gozaine y la ministra de trabajo, Doris Zapata. ¿La razón? Un cónclave de coordinación para abordar, entre otros puntos, el tema migratorio.

Tras la reunión, se informó que el Gobierno de Nito Cortizo trabaja en una nueva política migratoria. “Estamos ocupándonos en un tema complicado porque no tenemos como tal una política migratoria en el país y desarrollarla no es un tema simplemente de una ley porque hay muchas partes involucradas”, dijo Mirones.

“Es por eso que esto va a tomar un tiempo más, pero lo vamos a hacer bien. En el camino haremos todas las consultas necesarias, incluso con todos los diputados que se quieran acercar porque sabemos que hay muy buenas ideas y podemos incorporarlas”, agregó el ministro de seguridad.

Mirones sostuvo que se tomarán decisiones importantes. “Tenemos que decidir a quiénes queremos en este país y en qué categoría, sea inversionistas o profesionales por las razones que nosotros decidamos que le interese a Panamá”, sostuvo.

Evaluación

Gozaine, por su parte, dijo que “no habrán más procesos de regularización extraordinaria como Crisol de Razas, pero evaluarán el futuro de aquellas personas que se regularizaron en estos 10 años, ya que cumplieron con las normativas del momento”.

La titular de Migración Panamá, explicó, además, que “ya comunicamos que estamos trabajando en la derogación de los decretos que constituyeron a esa categoría especial y por un tiempo específico. Lamentablemente es una categoría que permitía que todas las personas que estaban dentro del territorio ilegal pudieran registrarse y regularizarse, sin aplicar a una categoría existente”, cerró Gozaine.

Comments

comments