Foto: EFE.

Ramón Fonseca Mora, exministro consejero del mandatario y socio del bufete Mossack Fonseca, aseguró que el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, recibió “donaciones” de la constructora brasileña Odebrecht.

“Me dijo que él (Varela) había aceptado donaciones de Odebrecht porque no se podía pelear con todo el mundo”, declaró Fonseca Mora a periodistas antes de entrar a la Fiscalía, donde es requerido por su supuesta implicación en el caso de corrupción brasileño conocido como “Lava Jato”.

Al ser nuevamente cuestionado sobre las supuestas “donaciones” de la constructora brasileña entregadas al presidente de Panamá, Fonseca Mora respondió: “eso me dijo (Varela) a mí”.

El secretario de Comunicación de la Presidencia de Panamá, Manuel Domínguez, declinó dar una reacción inmediata a Efe y aseguró que en las próximas horas habrá una respuesta oficial del Gobierno ante los señalamientos.

Fonseca Mora se desempeñó como ministro consejero de Varela y como presidente del gobernante Partido Panameñista hasta marzo de 2016, cuando pidió una “licencia” para defenderse de las acusaciones derivadas de la filtración de documentos del despacho que fundó hace más de cuatro décadas con Jürgen Mossack y que dan cuenta de creación de miles sociedades anónimas en todo el mundo.

El exministro consejero aseveró este jueves que desde enero de 2016 quería renunciar a ese cargo y al de presidente del partido de gobierno “por todo lo que había escuchado”.

“Señor presidente Varela: Dios lo puso en ese puesto para arreglar las cosas, Dios lo puso en ese puesto para arreglar las instituciones, y no como me dijo en su despacho con Beby Valderrama (diputado oficialista) y ‘Popi’ Varela (hermano del mandatario) que habían nombrado a (José) Ayú Prado (como presidente del Supremo) porque él sí se dejaba manejar desde arriba”, declaró.

Visiblemente exaltado, Fonseca Mora explicó a periodistas que decidió “hablar” ahora porque la pretensión de la Fiscalía panameña de involucrar a su despacho en el caso Odebrecht “es el colmo (…) es como la cerecita del pastel” tras más de un año de “acoso” judicial.

“Mossack Fonseca no tiene ninguna relación ni con Odebrecht ni con ninguna otra compañía de ‘Lava Jato'”, dijo el abogado, que reconoció que “algunas sociedades” anónimas constituidas por su bufete, que cifró en una decena, “han sido vendidas a abogados o a bancos que sí han tenido relación con algunas de las personas metidas” en el mayor caso de corrupción en la historia de Brasil.

Atribuyó que se le intente involucrar en la trama de corruptelas de la constructora brasileña al hecho de que desde que era ministro consejero ha venido diciendo que se debe investigar y auditar la construcción de la tercera fase del paseo marítimo de la capital, conocida como Cinta Costera.

Ese proyecto lo construyó Odebrechet por al menos 776,9 millones de dólares, pero su costo real era de entre 200 y 300 millones de dólares según los cálculos de una empresa china, dijo Fonseca Mora.

“Están buscando un chivo expiatorio, alguien que desvíe la atención y yo quisiera pedirle a la señora procuradora (fiscal general, Kenia Porcell) que quizá a ella la engañaron igual que a mí, que por favor de verdad investigue Odebrecht en Panamá”.

Fonseca Mora sostuvo que en su país no se ha investigado como se debe a la constructora brasileña, cuyas oficinas ni la de sus representantes legales no han sido allanadas, a diferencia de las de Mossack Fonseca.

“Quizá no me dejen salir de aquí”, afirmó Fonseca Mora, que aseveró que va a “enfrentar al Órgano Judicial”.

Comments

comments