Foto: Ministeriopublico.gob.pa

Fiscales panameños viajarán a Brasil en abril próximo para recabar más datos sobre la investigación que se sigue a los socios del bufete de abogados Mossack Fonseca por su presunta implicación en la trama de corrupción brasileña “Lava Jato”, dijo este jueves una fuente oficial.

“Debemos ir a Brasil para fortalecer investigación, la próxima semana tendremos reuniones de trabajo de carácter reservado”, informó en su cuenta de Twitter el Ministerio Público (MP-Fiscalía) de Panamá.

El viaje sería para ampliar la información recabada hasta ahora en las investigaciones por presunto blanqueo que tienen en detención preventiva a Ramón Fonseca Mora y Jürgen Mossack, socios de la firma epicentro de los llamados papeles de Panamá.

El fiscal Contra el Crimen Organizado, Rómulo Bethancourt, dijo a periodistas que el viaje surge luego de haberse detectado que se abrieron dos cuentas en la banca panameña en las que se movió dinero en provecho de representantes del bufete.

Bethancourt no reveló los montos de dinero movidos en estas cuentas en razón de la reserva del sumario.

Sin embargo, el fiscal afirmó: “no descartamos la posibilidad de que se investiguen nuevos delitos dentro del caso”.

Por su parte la defensa de los abogados Ramón Fonseca y Jurgen Mossack rebatió los señalamientos efectuados por la Fiscalía Segunda Contra el Crimen Organizado que acusa a sus clientes de blanqueo de capitales.

Guillermina McDonald, defensora de la firma Mossack Fonseca & Co., indicó que la Fiscalía no ha sido capaz de demostrar el delito que basa en la transferencia de montos entre una cuanta del representante de la firma en Brasil y una segunda, que tenía propósitos administrativos de firma en Panama Mossack Fonseca Tresure, receptora de los fondos de los representantes y filiales de la firma en el mundo, reseñó La Estrella de Panamá.

“Los dineros que entraron a la cuenta de mi cliente son producto del pago de la venta de sociedades anónimas y el pago de tasas anuales, es el pago de honorarios”, expresó la abogada.

La defensa de Mossack Fonseca solicitó una fianza de excarcelación para los dos socios principales del bufete, pero un tribunal se la denegó el pasado 24 de febrero.

El MP formuló cargos por blanqueo de capitales el pasado 9 de febrero contra los dos socios del despacho, contra María Mercedes Riaño y contra un cuarto empleado de la firma, Edison Teano, y les acusó de ser una “organización criminal” que ayudaba a lavar dinero en la trama “Lava Jato”.

Antes de ser detenido, Fonseca Mora, antiguo consejero del presidente panameño, Juan Carlos Varela, acusó al mandatario de recibir donaciones de la constructora Odebrecht durante la pasada campaña electoral, algo que este negó rotundamente.

Odebrecht es una de las muchas empresas implicadas en Lava Jato, la mayor trama de corrupción de la historia de Brasil, que tiene como eje a la estatal Petrobras y que salpica a decenas de políticos y empresarios.

En Panamá, la Fiscalía adelanta seis investigaciones en torno a Odebrecht con al menos 17 imputados, entre ellos dos hijos del expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014), sobre los que pesa una orden de búsqueda y captura internacional.

Odebrecht reconoció ante la Justicia estadounidense haber pagado 788 millones de dólares en sobornos en 12 países del mundo, incluido Panamá, adonde fueron a parar 59 millones durante el gobierno de Ricardo Martinelli.

Con información de: EFE / La Estrella de Panamá

Comments

comments