El director general de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano da Silva. Foto: Terra.cl

Este lunes, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) advirtió que los efectos del cambio climático ya se están registrando en la agricultura y la seguridad alimentaria, y señalaron que si no se toman medidas urgentes, más millones de personas sufrirán hambre y pobreza.

Alertaron que continuar la situación, el número de pobres podría aumentar entre 35 y 122 millones para 2030 en comparación con lo que sería un futuro sin cambio climático, de acuerdo al reporte bienal sobre el estado mundial de la agricultura y la alimentación.

De la misma manera, sostuvieron que la problemática también amenaza con disminuir la productividad agrícola y en consecuencia, la escasez de alimentos podría elevar drásticamente los precios de estos productos, afectando a las regiones que ya tienen altos índices de hambre y pobreza, sobre todo en África subsahariana.

Así es como la FAO hizo un llamado, en aras de evitar esta situación, ayudar a los cerca de 475 millones de pequeños agricultores de bajos ingresos con vistas a erradicar la pobreza y el hambre en el mundo, dos de los objetivos que la comunidad internacional se ha marcado para 2030.

La FAO subrayó que se debe diversificar la producción integrando, por ejemplo, los cultivos, el ganado y los árboles, para mejorar los ingresos agrícolas.

Acotaron que si los recursos son limitados, se deben crear oportunidades fuera de las explotaciones, con empleos rurales no agrícolas o incluso la migración a las ciudades, según reseña Expansión.

Por tanto, la organización de la ONU reiteró la necesidad de la protección social, la educación y las políticas activas del mercado de trabajo, así como mejores infraestructuras, información climática y acceso al crédito, los seguros sociales y los fondos para el clima.

Por Ana Gourmeitte
El Venezolano News

Comments

comments