Yenni Catalina Anchundia Zambrano.

Dos recientes casos estremecieron a la comunidad venezolana en Panamá, se trata del asesinato de dos madres, una agredida por su esposo y la otra aun se desconoce el asesino.

El primer femicidio ocurrió el 21 de enero en Panamá Oeste, específicamente en Arraiján, la joven Anghely Reyes Cedeño, de 27 años, se encontraba con su niño cuando fue asesinada por su esposo, también venezolano identificado como Darwin Eduardo Duque Sánchez, de 26 años. Medios panameños aseguran que Duque Sánchez, un ex miembro de las Fuerzas Armadas Nacional Bolivariana, se introdujo a la casa por el techo, armado con un cuchillo, luego de que fuera desalojado días atrás por la Fiscalía de Atención Primaria de Arraiján. Dentro de la casa se encontraban, además de la esposa del victimario, un hijastro, de 5 años, y una pareja de panameños, los cuales salieron ilesos de la casa. Un negociador de la Policía Nacional (PN) mantuvo conversación por varias horas con Duque Sánchez para que desistiera y permitiera la salida del menor. No obstante, el resultado fue sangriento y además Sánchez intentó quitarse la vida cortándose el cuello con un cuchillo, por lo cual fue trasladado al hospital Nicolás Alejo Solano, de La Chorrera. Actualmente se encuentra en Panamá una hermana de la joven asesinada, quien además de velar por sus sobrinos que se mantienen en un albergue de menores en Panamá, debe reunir los recursos para hacerse cargo del cuerpo de la infortunada madre. Para los que quieran colaborar estos son los datos:

Global Bank
Emerita del Carmen Pinilla
#Cta Ahorro: 24-332-015717
Teléfono de Contacto: Sra. Emerita (Amiga de la Familia) 6975-4637 o la Sra. Francis Reyes.

El segundo caso se presentó el pasado 31 de diciembre, cuando un cuerpo sin vida de una mujer fue encontrado en un hotel de Panamá, amarrada por su verdugo y se le encontraron signos de tortura en su cuerpo. Posteriormente fue identificada como Yenni Catalina Anchundia Zambrano de 38 años de edad. Se presume que el cuerpo se mantuvo sin vida por dos días y  tan sólo esta semana pudo venir un hermano de la víctima que se encontraba en Ecuador también en condición de inmigrante. El caso para este joven que vino a encargarse de los restos mortales de su hermana se ha complicado, ya que por el avanzado estado de descomposición del cuerpo debe esperar por una prueba de ADN que demora un mes. El joven ha pedido ayuda ya que no cuenta con los recursos ni para mantenerse tanto tiempo en Panamá ni para los actos funerales de la joven Yenni. Para los que puedan ayudar pueden contactar a su hermano Yimy Anchundia, el no posee cuenta de banco por los momentos, pero pueden contactarlo al teléfono 6319-2704.

 

Comments

comments