Desde hace más de 16 días se está incendiando el Amazonia, el pulmón vegetal del planeta, alcanzado este año un récord de 72.843 en Brasil, según el centro de investigación espacial de Brasil INPE.

A través de diversos medios de comunicación se conoció que el fuego avanza incluso en áreas de protección ambiental: solo esta semana se han registrado 68 incendios en territorios indígenas y zonas de conservación, la mayoría en la Amazonia. En el Estado de Mato Grosso, uno de los más golpeados por las llamas, los incendios aumentaron en un 205%.

Así mismo, diversos medios de comunicación han publicado las fotos de este terrible incendio que afecta la Amazona en Brasil.

Un bombero intenta extinguir las llamas durante un incendio producido en la estación de sequía en Brasilia (Brasil), el 21 de agosto de 2019. Según el centro de investigación espacial de Brasil INPE, los incendios forestales han aumentado 83% frente al mismo período de 2018. (Foto: ADRIANO MACHADO REUTERS)
El cuerpo de bomberos de Mato Grosso trabaja en un incendio forestal en el municipio de Guaranta do Norte (Brasil), el 20 de agosto de 2019. Con fuegos activos en varios lugares de la selva amazónica, crece la preocupación por la política ambiental del presidente derechista Jair Bolsonaro. (Foto: AP)
Un pájaro se posa en un árbol devastado por un incendio en la estación de sequía en Brasilia (Brasil), el 21 de agosto de 2019. INPE señaló que desde el jueves pasado las imágenes por satélite detectaron 9.507 nuevos incendios forestales, principalmente en la cuenca del Amazonas, hogar del bosque tropical más grande del mundo y al que se considera vital para contrarrestar el calentamiento global. (Foto: ADRIANO MACHADO REUTERS)
Entre las medidas controvertidas de Jair Bolsonaro, el presidente pretendía que se pudiera utilizar el Fondo Amazonia para indemnizar a terratenientes expropiados o a los que se prohibieran actividades productivas en las áreas protegidas. En la imagen, un tronco carbonizado en un tramo de la selva amazónica que fue quemado recientemente por madereros y agricultores en Iranduba (Brasil), el 20 de agosto de 2019. (Foto: BRUNO KELLY REUTERS)

Comments

comments