Foto: Marcos Oliveira/Agência Senado

El embajador en Estados Unidos, Carlos Vecchio, aseguró que ninguna empresa  internacional quiere ser señalada como colaboradora de regímenes narcoterroristas como el de Nicolás Maduro, en relación al cese de operaciones de DirecTV en Venezuela.

El diplomático expresó que Nicolás Maduro es el único responsable de esta nueva arremetida contra los medios de comunicación, la cual inició en el 2007 con el cierre de RCTV y demás medios nacionales e internacionales.

“La dictadura optó por proteger la corrupción a ilícitos que la vinculan a Globovisión, que sirve además como herramienta para la desinformación en Venezuela. Tras múltiples presiones del régimen a DirecTV, su casa matriz se vio forzada a suspender la operación en Venezuela”, informó a través de su cuenta Twitter.

Vecchio reiteró que no hay sanción de Estados Unidos que obligue a Directv a salir de Venezuela. La empresa debía cesar cualquier operación comercial con Globovisión, empresa sancionada por EEUU, propiedad del prófugo de la justicia Raúl Gorrin.

“La amenaza, presión y retaliación de la dictadura de Maduro contra DirecTV hoy obliga a este cableoperador a abandonar temporalmente Venezuela. Es el mismo esquema del régimen que antes forzó a operadores de cable a sacar de la parrilla a medios como

El embajador en Estados Unidos, Carlos Vecchio, aseguró que la dictadura optó por proteger la corrupción que vinculan a Globovisión y que además funge como herramienta para la desinformación en Venezuela.

“Desde gobierno legítimo del Pdte.(e) Juan Guaidó y la AN trabajamos para que Directv regrese lo antes posible a Venezuela a pesar de la dictadura, así como oportunamente volverán a tu hogar los medios cerrados injusta y arbitrariamente por el Conatel del régimen”, sentenció.

Comments

comments