El cambio de humor de un momento a otro en una persona generándole depresión o felicidad es lo que caracteriza al trastorno bipolar. La Organización Mundial de la Salud (OMS), por sugerencia de la Sociedad Internacional de Trastornos Bipolares estableció el 30 de marzo, como el día Mundial del Trastorno Bipolar, fecha en el cual se conmemora el natalicio de Vincent Van Gogh, artista holandés que padeció esta condición. Es un día que se aprovecha para difundir las implicaciones de la enfermedad, así como las formas de actuar frente a alguien que la posea a través de campañas informativas.

También llamada enfermedad maníaco-depresiva, es consecuencia de una afección grave del cerebro y quienes la sufren experimentan cambios de ánimo inusuales. A veces se sienten muy felices y “animados” y mucho más activos que de costumbre y se le llama manía o a veces se sienten muy tristes y “deprimidos” y son mucho menos activos a lo cual se  llama depresión. Estas manifestaciones   pueden acompañarse de cambios en la energía y el comportamiento.

No confundir con los altibajos que experimentan todas las personas puesto que los síntomas bipolares son más intensos,  que a veces pueden dañar las relaciones entre personas y producir cambios en los diferentes ambientes en que se desenvuelve. Esta patología, con una buena ayuda profesional y un buen tratamiento  pueden mejorar y conducir a vidas exitosas.

Dos factores pueden contribuir al trastorno bipolar: los genes, porque la enfermedad es hereditaria o una  anormalidad en la estructura y función del cerebro. A menudo comienza en las últimas etapas de la adolescencia o al principio de la adultez. Sus causas no siempre son claras. Los científicos están en continua investigación tratando de obtener más información al respecto que permitirán a los médicos, predecirlo  o incluso prevenirlo.

Los cambios de estado de ánimo bipolares se llaman “episodios anímicos” que pueden ser episodios maníacos, depresivos, o “mixtos”. Estos, pueden durar una o dos  semanas o a veces más. Los síntomas se presentan durante la mayor parte del día, son intensos y ocurren junto con cambios extremos en los niveles de comportamiento y energía.

Los que sufren un episodio maníaco pueden sentirse muy “alegres” o “animados”, muy “nerviosos” o “alterados/ansiosos”, hablar muy rápido de muchas cosas distintas, estar inquietos, irritados, o “sensibles”, tener problemas para relajarse o dormir, creerse capaz de hacer muchas cosas a la vez y estar más activos de lo común, hacer cosas arriesgadas como gastar mucho dinero o tener sexo sin cuidado alguno.

Los que sufren un episodio depresivo pueden sentirse muy “deprimidos”,  tristes preocupados y vacíos, tener problemas para concentrarse, olvidar mucho las cosas, perder el interés en actividades divertidas y volverse menos activos, sentirse cansados o sin energía, tener dificultad para dormir, pensar en la muerte o el suicidio.

A veces pueden presentar síntomas psicóticos que originan alucinaciones (ver u oír cosas que no son reales), creerse  que son ricos y famosos o que tienen poderes especiales, incluso creer que han cometido un crimen o que sus vidas están destruidas.

En ocasiones  pueden presentar problemas de comportamiento, gran adicción al licor o al consumo de drogas, a gastar demasiado dinero o tener sexo sin cuidado alguno. Estos problemas pueden dañar vidas,  perjudicar las relaciones, perder un empleo.

Este trastorno por parecerse a otras afecciones puede confundir  a familiares y amigos o incluso  al médico quien pudiera creer que se encuentra ante un  cuadro clínico de esquizofrenia, depresión, abuso de sustancias, de ansiedad o enfermedad de la tiroides o cardíaca.

Por ahora, el trastorno bipolar no tiene cura definitiva,  pero un buen tratamiento ayudará a controlar los síntomas. El cual debe ser continuo porque suspenderlo repentinamente puede ser peligroso y empeorar los síntomas bipolares. Los medicamentos más utilizados son el Litio, la Carbamazepina y el ácido Valproico. La psicoterapia ayudará a cambiar la conducta y manejar sus vidas, la cual a veces puede incluir a familiares y amigos.

 

Comments

comments