Félix Hernández irá por primera vez en su carrera al bullpen de los Marineros. Foto: Cortesía.

Nada, absolutamente nada es para siempre; ni siquiera los reyes. Con ese mote de “El Rey”, gracias a su dominio en las Grandes Ligas en los últimos años, se le conoce al lanzador venezolano Félix Hernández, quien al cierre de esta edición había perdido su puesto dentro de la rotación de los Marineros de Seattle.

Tras recibir 11 carreras (máxima de su carrera de 14 años) el 7 de agosto ante los Vigilantes de Texas, se acabó la paciencia del cuerpo técnico naviero. Scott Servais, su mánager, no quiso adelantar nada ese día tras el compromiso. Se limitó a decir que “evaluarían la situación, pero que el equipo debía buscar mejores formas de ganar”.

Estaba cantado y tres días después se anunció lo inevitable. Por primera vez en su carrera en Grandes Ligas, Félix perdió su puesto en la rotación y fue enviado al bullpen, decisión, que desde mi punto de vista, fue blanda. El derecho, sencillamente no “tiene nada en la bola” y un paseo por Ligas Menores capaz y ayudaba más. No es descartable que se haya pensado.

Todo este escándalo, por llamarlo de alguna manera, se debe a que estamos hablando de un lanzador que abrió 11 Opening Day, ganó un premio Cy Young, y en dos ocasiones llegó segundo en la votación del mencionado galardón. Simplemente El Rey, que ahora no tiene trono.

¿Molesto?

“Él ha hecho un trabajo increíble como marinero y por eso no me tomo nada de esto a la ligera”, dijo en declaraciones a MLB, Servais. “Solo trato de tomar la mejor decisión para el equipo. Lo respeto a él y todo lo que ha hecho en su carrera, pero se trata del equipo. Nunca es fácil y espero lo asuma de la manera correcta. Tendrá la oportunidad de lanzar en algún momento y tal vez logre trabajar su regreso a la rotación”, agregó el estratega.

Cuando los reporteros que cubren a los Marineros le preguntaron a Félix sobre la decisión, este se limitó a contestar, “no tengo nada que decir”.

Servais, detalla una nota de MLB, confesó que la conversación entre ambos fue bastante tensa, sin embargo Félix aceptó su rol.

Probablemente la debacle de “El Rey”, poco a poco en evidencia desde la temporada 2016, se esté notando un poco más porque los Marineros están en lucha por la postemporada, algo que no consiguen desde 2001.

Quien acostumbra a ver béisbol puede notar fácilmente que el derecho venezolano no es el mismo. La velocidad en su recta ha bajado considerablemente, y a pesar que suele todavía defenderse con su cambio de velocidad, ya tampoco la efectividad es la misma.

A Hernández, quien este año cobra 26 millones 857 mil dólares, le resta un año de contrato por exactamente la misma cifra.

¿Volverá “El Rey” a su trono?

Comments

comments