El gobierno en disputa de Venezuela se dirige a unas elecciones parlamentarias para renovar la Asamblea Nacional, el 6 de diciembre. Esto, a pesar de las advertencias de la comunidad internacional de que desconocerá los comicios desde que la Unión Europea concluyera que no existen las condiciones para “un proceso electoral libre, justo y democrático”.

Analistas en Europa consultados por Venezuela 360, consideran que estos comicios no reflejan un carácter “democrático ni transparente”, explica José Luis Villegas, investigador de la Universidad Pontificia de Comillas en Madrid.

“Yo creo que es una crónica de un fraude anunciado. El régimen va a ganar las elecciones y la Unión Europea, Estados Unidos, no las reconocerán, porque son parte de un escenario totalmente turbio”, afirma el catedrático.

Los expertos indican que hay varios factores clave que están en juego con la renovación del órgano legislativo.

“Por parte del gobierno en disputa, tener por lo menos la legitimidad de presentarse como que siguen siendo respetuosos con las formas democráticas, que siguen convocando elecciones, pero sobre todo que siguen ganando. Por el lado de la oposición, ¿En qué situación quedará Juan Guaidó?”, se pregunta Carlos Malamud, investigador del Real Instituto Elcano, con sede en la capital española.

¿Cómo quedaría el papel de la UE ante un nuevo panorama político?

El 5 de enero de 2021 es la fecha en que el nuevo legislativo venezolano empezaría a ejercer sus funciones.

Juan Guaidó, líder opositor, pondría fin a su ciclo como parlamentario y como presidente de la Asamblea Nacional. Según los expertos, cabe la posibilidad que el presidente interino alargue su mandato y lleve a cabo un gobierno desde el exilio. En este hipotético escenario, la comunidad internacional, incluida la UE, podría dejar de prestar su apoyo al político.

“En mi opinión no hay argumentos jurídicos ni políticos para que los factores externos, los estados miembros de la UE y la propia UE sigan reconociendo a Guaidó como presidente encargado ni a la Asamblea Nacional. No reconocemos como legítima la presidencia de Maduro, tampoco tenemos que dar continuidad al reconocimiento de Juan Guaidó y de la Asamblea Nacional. Tenemos que asumir que su mandato termina”, explicó José Antonio Sanahuja, catedrático de Relaciones Internacionales de la Universidad Complutense de Madrid.

Diálogos entre gobierno en disputa y oposición

Respecto a la posibilidad de que volvieran a producirse diálogos entre la oposición y el gobierno en disputa, Sanahuja explica que sólo Noruega podría volver a intervenir como mediador.

“Ni la UE, ni EE.UU. pueden jugar el papel de mediador, pueden acompañar en el proceso y a las partes a negociar, pero respecto a las condiciones concretas de esta negociación, Noruega podría hacerlo con su experiencia y su rol más neutro”, afirmó el experto.

Sin embargo, a juicio de Andrea Renda, investigador seniór del Centro de Estudios Políticos Europeos, con sede en Bruselas, retomar los diálogos es una posibilidad desgastada.

“Todavía no hay una clara opinión, yo creo, en EE.UU. y Europa, sobre cómo se puede solucionar este problema; si sólo reconociendo a una parte, o si organizando un diálogo con las dos partes, con la parte de Maduro y la parte de Guaidó”, expuso.

Los expertos predicen que las elecciones parlamentarias no cambiarán, a gran escala, la situación de Venezuela, ni alterarán demasiado la posición de la Unión Europea respecto al país.

Comments

comments