Quienes robaron estos años y saquearon al país, los que huirán cuando esto cambie, los veran extraditados para enfrentar la justicia en tribunales con verdaderos jueces a la cabeza

 

 

 

 

“Primero hay que salir de la tiranía para luego poder acudir a un proceso electoral”, así lo afirma el abogado, profesor, secretario de la Universidad de Carabobo y Coordinador General de la agrupación “Compromiso Ciudadano”, Pablo Aure, a quien recientemente le informaran que tiene prohibición de salida del país, aunque el expediente no aparece aún en ningún tribunal de Venezuela.

 

Otra vez surge el tema de elecciones y hasta de diálogo, ¿cuál es su opinión?:

La gran preocupación del país no es el tema electoral.  Los venezolanos tratamos es de sobrevivir, ver como nos alimentamos, como conseguimos los medicamentos, inclusive como pagamos las inscripciones de los muchachos para el nuevo año escolar que se aproxima y hasta cómo los trasladaremos hasta la escuela. ¿Qué se vamos a estar pensando en unas elecciones y de concejales?  Si estamos claros que en Venezuela no hay democracia, que aquí estamos en un secuestro masivo por una organización nacional e internacional con todo tipo de vinculaciones con el narcotráfico, el fundamentalismo, el contrabando, hampa organizada, ¿cómo vamos a pensar que los problemas básicos se van a solucionar con unas elecciones?, ¿cómo creer que se van a respetar los resultados de unos comicios si en dictadura no hay elecciones sino adjudicaciones?

Aquí el orden de los factores si altera el producto, porque primero hay que salir de la tiranía para luego poder acudir a un proceso electoral.  Solo se puede pensar en comicios cuando tengamos instituciones serias y confiables, entes autónomos e independientes.  ¿Cuál es el argumento para participar en elecciones ahora si esos mismos partidos que comienzan a hablar del tema no se presentaron –por las razones ya expuestas- a las elecciones de diputados a los concejos legislativos?, ¿qué ha cambiado si todo ha empeorado?, ¿será que tras telones existen negociaciones con el régimen para oxigenarlo?, esa es la única explicación.  El tema que hay sobre el tapete, la aspiración nacional es deponer la dictadura.  ¿Por la vía democrática? si, pero la democracia no es únicamente elecciones, también son herramientas democráticas como las protestas y la presión.  Ahora bien, siempre se hace necesaria la organización, sin ella yo se llega a ningún lado.

 

¿Hay organización?:  

Estamos en eso.  Fíjese, yo milito en la causa de María Corina Machado, es la única persona que recorre el país, que escucha a la gente y les habla con claridad, sin medias tintas.  Mire, el pueblo ha sido mil veces engañado y se ha dado cuenta que María Corina es coherente en el decir y hacer, ha mantenido su discurso sin falsos populismos y eso lo ha entendido ahora la gente.  Ella ha sido siempre la misma, quienes han cambiado es lo que ya el pueblo califica como la “falsa oposición”, esa que dice una cosa, pero hace negocios con el régimen llenando sus bolsillos y esos, son los más culpables de esta debacle que tenemos en el país. Los venezolanos sabemos quienes traicionan y engañan y quienes trabajan para reponer la libertad en Venezuela. Aprovecho esta oportunidad para decirle a todos los venezolanos dentro y afuera que mantengan la esperanza, que juntos cada quien, desde su trinchera, lograremos el cambio anhelado y volveremos a recuperar el país donde el venezolano quiera volver y no marcharse, regresar y no irse porque será de nuevo una nación de oportunidades.  Somos millones la gente de bien que reconstruiremos a Venezuela. Estamos organizados para ello. Ese día va a venir, y pronto.

 

¿Qué falta para lograr ese objetivo de cambio?:

Ponerse de acuerdo en quienes serán los que asuman y dirijan la transición porque todo lo demás está hecho.  Necesitábamos que el mundo reconociera que Venezuela es un Estado forajido y ya lo reconoce. Necesitábamos el respaldo internacional para la oposición que quiere salir del régimen y lo tenemos. Nos faltaban aliados del mundo democrático y ahí están.  Nos faltaba que los militares institucionalistas vieran que si hay un liderazgo capaz de reinstitucionalizar los entes y organismos del Estado, incluida la propia Fuerza Armada Nacional, y ya lo saben.  Nos ha faltado organización y se construye con rapidez.  Estamos listos.  Para finalizar con esta pregunta te digo que cuando se nombre al grupo de los mejores hombres y mujeres que dirijan la transición (honestos, capaces, serios y demócratas), aspiramos que los gobiernos los reconozcan porque con ellos será con quienes se tendrán que entender para enrumbar al país hacia la libertad y el estado de derecho hoy eliminadas.  Al país hay que estabilizarlo y será sin duda un momento difícil que para superarlo se necesitará apoyo y fuerza, ¿para qué?, pues para neutralizar los focos de perturbación que queden o emerjan los que tratarán de impedir el cambio.  Cambio que combatirán sin duda porque el sistema democrático es una afrenta a sus riquezas mal habidas. Venezuela forma parte de organizaciones internacionales que velan por los derechos humanos, por tanto, los países que las integran y que defienden derechos fundamentales, están en la obligación de colaborar en la restitución del estado de derecho hoy secuestrado en Venezuela; y que no digan que eso sería una injerencia o una intervención porque intervenidos estamos, ocupados por ejércitos extranjeros y una coalición internacional de bandas criminales. Tampoco es cierto que nosotros podemos solos, no podemos solos porque no tenemos un brazo armado que nos defienda porque las armas para la defensa del pueblo están en manos de quienes protegen la tiranía y no de los institucionales.  Por tanto, necesitamos una coalición de gobiernos amigos de la democracia y el pueblo que nos colabore en la restauración de la justicia, la libertad y la paz en Venezuela.

 

Pasemos a lo particular.  A usted le fue dictada una orden de prohibición de salida del país recientemente.  ¿De qué se le acusa?:

Tengo prohibición de salida del país, porque estoy en pantalla en los puertos y aeropuertos, pero mis abogados, desde el mismo día que se me comunicó extraoficialmente de dicha prohibición, han ido a tribunales y no existe nada.  No ha habido notificación, boleta ni nada al respecto.  Las alarmas se encendieron cuando bajaron de un avión a la rectora de la universidad de Carabobo, Jessy Divo.  El pantallazo existe, es decir, la rectora y yo tenemos esa prohibición, pero hasta este jueves 9 de agosto (fecha de esta entrevista) no aparece ningún expediente.

 

¿Quién dio la orden?

No tengo duda que es el gobernador de Carabobo, Rafael Lacava.

 

¿El país está dividido en comarcas dirigidas unas por Maduro y otras por gobernadores quienes aplican leyes o dan instrucciones a su conveniencia y medida?

Y algunos de esos últimos le están halando la alfombra al primero para sustituirlo.

 

Ante la crisis tan profunda que vive el venezolano, muchos ya desesperanzados, ¿qué les dice usted?:

No nos podemos dejar vencer, somos más quienes soñamos y luchamos por un nuevo país, somos más a quienes nos asiste la razón.  Les digo ¡no se aflijan! mantengan la mente clara, actuemos con pasión porque nos asiste la razón. Y vamos avanzando.  Pronto llegará el momento en que los jóvenes que se han ido regresarán a abrazar a sus viejos, probablemente con más canas y arrugas, pero felices por el reencuentro. Y quienes nos robaron estos años y saquearon al país, los que huirán cuando esto cambie, los veremos extraditados para enfrentar la justicia en tribunales con verdaderos jueces a la cabeza.  Ese dinero mal habido les será confiscados para invertirlos en la recuperación de la industria, hospitales, escuelas para el provecho de todos los venezolanos. Por esa Venezuela vale la pena correr todos los riesgos.  Hoy lo que nos toca es mayor organización para salir de la tiranía.

 

Comments

comments