Foto: Cortesía

Nació en Israel, es hijo de europeos y se crió en Venezuela. Ilan Chester no solo guarda un rico repertorio musical que ha construido a lo largo de su carrera artística, también ha coleccionado anécdotas de su infancia, su familia y sus diversas influencias multiculturales y musicales.

Inspirado en la obra del comediante estadounidense Billy Crystal llamada 700 Sundays (700 domingos), escribió el monólogo El Musiú, que cuenta a través de la música, episodios de su vida como su llegada de Israel a Venezuela, así como la historia de sus padres y la de su abuelo, un literato nacido en Polonia. A cada uno le dedica un tema. “Mi papá era un hombre muy particular, a él le canto una canción en francés y a mi mamá una de Nat King Cole porque le gustaba mucho. A mi abuelo le canto una canción en hebreo que habla sobre la llegada del profeta Elías a la cena de Pascua. Todo con un toque de humor”, cuenta Chester, vía telefónica.

El 24 de agosto llegará a Panamá para presentar por primera vez El Musiú. La palabra viene del francés Monsieur y se utilizaba en los años cuarenta para referirse a las personas extranjeras. Aunque Chester nació en Israel dice sentirse orgullosamente venezolano. Su familia se instaló en Caracas cuando él tenía dos años de edad y creció a las faldas del cerro El Ávila, protagonista de uno de sus temas más sonados.

“También hago un repaso de mis influencias musicales. Yo escuchaba música clásica, francesa, italiana, judaica y luego pasé a Ray Charles, Stevie Wonder, Los Beatles, también canto a Simón Díaz y a Tito Rodríguez. El Musiú se convirtió en un plan B de mi carrera y gozo un puyero haciéndolo”, afirma el compositor.

Con su show, Chester se ha presentado en varias ciudades de Estados Unidos, también en Canadá y próximamente estará en España. Reencontrarse con el público venezolano que vive fuera del país es algo que atesora. “Tengo una relación con ellos que empezó desde el año 83 y estamos en 2017. A lo largo de todo ese tiempo se ha desarrollado una reciprocidad amorosa muy bella. El artista se mantiene vigente porque constantemente produce canciones que pegan en la radio, pero ese no es mi caso”.

El último trabajo discográfico del venezolano fue Symphony of the Soul (Sinfonía del alma), un álbum de carácter personal y muy espiritual que lanzó en 2013. “Fue un disco muy elaborado en el cual participaron la Orquesta Sinfónica de Venezuela y el Orfeón Universitario y a la vez una experiencia musical increíble”, agregó.

Las entradas para el monólogo musical El Musiú ya están a la venta en www.ticketplus.com.pa.

 

Comments

comments