La Federación Panameña de Baloncesto  (FEPABA), mantiene paso firme por el desarrollo del Mini Baloncesto, enfocada en potencializar diversidad de iniciativas encaminadas al
semillero del futuro del baloncesto panameño. En esta ocasión enmarcados en los preparativos finales de la segunda edición Internacional de la “Copa Amistad Panamá 2019”, que se realizará del 3 al 7 de junio en Ciudad de Panamá.

Copa Amistad se convierte en el principal vehículo de unión, motivación y participación de las categorías de Mini Baloncesto en Panamá, dando una plataforma de calibre internacional que fomenta patriotismo, amistad, al mismo tiempo compartir diversas culturas y actividades lúdicas.

“La Copa Amistad ha contado con nuestro apoyo edición tras edición, pero este año viene fortalecida con un gran equipo de trabajo, hombres y mujeres que mantienen un compromiso junto a un trabajo arduo por el fortalecimiento del Mini Baloncesto en todos los rincones de Panamá”, expresó el Presidente de FEPABA, Jai Peralta.

“Nuestro país, nuestro baloncesto está respondiendo como una familia deportiva, esperamos que esta edición, que cuenta con muchos de nuestros hermanos países del continente, selle un precedente, de que podemos unir esfuerzos por el Mini Baloncesto en América”, agregó el dirigente panameño.

El futuro del baloncesto panameño ha sido uno de los objetivos de FEPABA en conjunto con Fundación Pro Niños y Niñas del Baloncesto Panamá en los últimos cinco años. El objetivo de La Fundación es garantizar la estructura, plataformas e implementos a nivel nacional para practicar el deporte del baloncesto como una alternativa de vida, diversión y cultura, convirtiéndonos en el brazo derecho de la Federación en todo lo relacionado a las categorías mini.

“Nuestros niños sueñan con ser grandes estrellas en el deporte del aro y el balón. No solo será baloncesto, tendremos jornadas de intercambio cultural, concursos de baile y dibujo y la joya de la vista será el tour por las instalaciones del Canal de Panamá que espera de brazos abiertos a nuestros pequeños visitantes y sus familias”, afirmó Julio Bermúdez, el de Director Fundación Pro Niños y Niñas del Baloncesto Panamá.

La ciudad de Panamá se prepara parar recibir atletas infantiles de países como México, Honduras, Guatemala, Ecuador, República Dominicana, Colombia y Costa Rica y paralelamente se han convocado atletas de cada provincia de la República de Panamá al igual que la comunidad Judio-Panameña, convirtiéndose Copa Amistad en un evento sin precedentes en la historia del Mini Baloncesto, el primero de nivel internacional contando con aproximadamente 500 niños y niñas, representando a latinoamericana y el mundo.

“Para nuestro estado, que ha impulsado muy fuerte los Festivales de Mini Baloncesto es importante asistir al evento de Panamá con el objetivo que nuestros niños y niñas de México experimenten el baloncesto a estas edades bajo la filosofía FIBA, donde se pone como prioridad el desarrollo, la convivencia, el amor al juego. ADEMEBA Sonora agradece a FEPABA, que siga promoviendo el Mini Baloncesto en nuestro continente”, añadió en FIBA.com, Lito Vargas, Presidente ADEMEBA en el estado de Sonora, México, que adelantó: “En nuestra agenda, Sonora continúa sus esfuerzos y tendremos un festival más esperando contar con el resto de países igualmente”.

El torneo se desarrollará entre las sedes del Colegio AIP en Costa Del Este y El Instituto Alberto Einstein y una sede más por definir. La final y clausura será en la Colosal Arena Roberto Duran, la máxima plataforma para el deporte del baloncesto local.

Costa Rica, que será parte de la Copa Amistad, es otro de los países que apuesta fuerte al juego de baloncesto desde temprana edad. El desarrollo de los proyectos de Mini Baloncesto, que actualmente se ejecutan, tienen como objetivo la promoción, masificación y regionalización en todo el país.

“Siguiendo nuestro lema “Juntos Somos Más”, encontramos en nuestros hermanos panameños la oportunidad de crecer en conjunto”, comentó Franklin Martínez Arias, Vice-Presidente de la Federación Costarricense de Baloncesto (FECOBA).

“Para nosotros es vital la competencia al más alto nivel, y este torneo llena todas las expectativas, por lo que lo he recomendado a todos los entrenadores ticos en un momento que considero clave para iniciar con una propuesta de Fortalecimiento del Baloncesto Nacional: Hacia una Evolución Inclusiva y Competitiva. Estamos muy agradecidos con FEBAPA por la invitación recibida a través de quien considero un constructor de sueños que es el Sr. Julio Bermúdez, quien trabaja arduamente en las bases del baloncesto panameño”, agregó el dirigente costarricense.

Por su parte, Honduras también se ha sumado como país de apoyo a la construcción del Festival de Mini Baloncesto en la Copa Amistad 2019 desde el mes de febrero, transmitiendo la visión establecida por Fundación FIBA (IBF), en el pasado Congreso de Mini Baloncesto FIBA en América, realizado en México.

“FEPABA ha adoptado un formato amigable del desarrollo del deporte infantil. Para nosotros como país, representan el fortalecimiento de nuestra iniciación deportiva, en este momento nuestras delegaciones U10 masculina y U12 en ambas ramas, son el resultado de un centro de Mini Baloncesto instalado en la Ceiba (zona norte del país), cumpliendo las
funciones de la base y su masificación, reactivación de la categoría, junto a la rotación de ciudades con accesos deportivos internacionales”, contó Carmen Cubas de Proyectos de Desarrollo y Mini Baloncesto de la Federación Nacional de Baloncesto de Honduras (FENABAH).

El Mini Baloncesto depende de la fortaleza de las federaciones nacionales, que mantienen conciencia sobre el desarrollo de la categoría y supone un esfuerzo importante en sus actividades y deben mantenerse en el marco de desarrollo constante. FIBA motiva a los países a generar sus festivales con las características regionales, que los distinguen como únicos y especiales, cada país mantiene su personalidad para demostrar la diversidad del movimiento del Mini Baloncesto en todo el mundo.

“Honduras trabaja por ser reciproco y apoyar a las federaciones que nos abren las puertas a su desarrollo, a su baloncesto y cultura, compartiendo nuestro amor por lo que hacemos. Gracias a FEPABA por el cuidado que ha dedicado, motivándonos a presentarnos año tras año, empezando un nuevo lazo de hermandad de la mano del Mini Baloncesto. Practicamos el hábito del esfuerzo colectivo de esta disciplina en América”, explicó Cubas.

El Mini Baloncesto se convierte día a día en una actividad fundamental para la inclusión de los niños en el deporte. La Fundación Pro-Niños y Niñas del Baloncesto Panameño nace en el año 2014 con el proyecto de Mini del Barrio de Calle P (Sociedad Deportiva Estudiantes), un desarrollo deportivo para niños de una comunidad panameña en riesgo
social. Todo comienza con la visión de incorporar a una mayor población de niños panameños que soñaban con el baloncesto, pero su entorno no les brindaba las facilidades para ello.

“La esperanza está en la base, nuestro futuro como nación entregada al deporte del baloncesto descansa en las pequeñas manos de algún niño o niña en los barrios de Panamá con hambre de baloncesto y aquí estamos para ellos y ellas, listos para brindarles todo el apoyo para alcanzar sus sueños un pique a la vez”, añadió Julio Bermúdez.

Comments

comments