Los venezolanos en el exterior han ofrecido su ayuda para que este centro hospitalario reciba de nuevo a las personas necesitadas y les ofrezca atención médica.

 

Hasta el mes de abril del presente año, el Hospital Padre Justo Arias ubicado en la población de Rubio, estado Táchira, Venezuela, se encontraba en total crisis, sin prestar atención hospitalaria, operaciones o cualquier servicio médico. La iniciativa voluntaria del médico Francisco Padilla, provocó en el centro de salud un cambio favorable.  El doctor Padilla se encuentra de visita en Panamá donde vive uno de sus hijos y nietos, viaje que aprovechó para seguir uniendo esfuerzo de la diáspora venezolana en el exterior.

Francisco Padilla, es médico cirujano general al igual que su padre, y ambos prestaron servicio en el Hospital Padre Justo Arias de Rubio, uno por 35 años y el otro solo por tres. Esta razón, valió para conformar un grupo de voluntarios para comenzar a rescatar los espacios del dispensario, pero lo más importante para comenzar a operar.

Ante las necesidades, se conformó un grupo en Instagram que se llama @rubiensesenelexterior, quienes han iniciado la recolección de donativos para recuperar los espacios. Como resultado inmediato se reactivó el pabellón de cirugía, el servicio de laboratorio, las plantas eléctricas, el equipo de autoclave para esterilizar el material médico quirúrgico y espacios de la planta física.

“Para rescatar cada espacio o proyecto realizamos un Gofundme, así conseguimos los recursos. También, a través de venezolanos en el extranjero logramos conseguir dinero. La comunidad también apoya la labor y se ha manifestado y contribuido para el rescate del centro”, dijo Padilla.

Lo más importante es que gracias a este trabajo, se ha comenzado a operar y hasta el momento un grupo de diez médicos venezolanos han realizado más de doscientas cirugías de manera voluntaria.

“Lo más importante es que se comenzó a operar con cirugía general, traumatología, ginecobstetricia y cirugía infantil. Se empezó a hacer las intervenciones quirúrgicas y llevamos más de doscientas, realizando entre 20 a 30 operaciones semanales, en tan solo cuatro meses”, explicó Francisco Padilla, médico cirujano.

El aporte del doctor Padilla, ha sido unir la voluntad del Gobierno Regional del Táchira, que forma parte de la oposición, y de la Alcaldía del Municipio Junín, que simpatiza con el oficialismo, para que trabajen en pro de la atención médica de los pacientes en el hospital.

“El hospital no tiene todo el material quirúrgico, por eso el paciente debe poner parte de ese material y nosotros con donaciones lo hemos ido comprando para poder apoyarlos”, afirmó Padilla.

Para contribuir con esta noble causa de salud, se puede realizar donaciones a través de la información publicada en la cuenta en Instagram @rubiensesenelexterior, del correo electrónico fapagi@gmail.com, o escribir al whatsapp +58 4247069528.

El médico cirujano Francisco Padilla ha iniciado de manera voluntaria esta labor para ofrecer a la población del Táchira servicios médicos. Foto: Mariana Suárez Sarcos.

Comments

comments