Juan Guaidó, un desconocido que ahora es presidente interino de Venezuela.

 El 23 de enero de 2019 es una fecha donde se ha convocado a una marcha nacional masiva, para darle el respaldo popular que necesita la directiva y diputados de la Asamblea Nacional, para seguir adelante en el complicado propósito que les obliga la Constitución.

Retomar el hilo democrático y defender la Constitución Nacional, son dos responsabilidades apremiantes que el diputado de 35 años, ingeniero de profesión, tiene hoy sobre sus hombros. Es además contenedor del aval internacional, más de 60 países en el mundo que hoy reconocen que en Venezuela debe haber una transición que permita al pueblo elegir a un presidente con todas las garantías de transparencia y legitimidad. La AN ha sido reconocida, además, como la única institución legitima y como tal, debe propiciar los cambios, una vez finalizado el primer mandato de Nicolás Maduro el pasado 10 de enero.

“Saludamos la asunción de Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela conforme al artículo 233 de la Constitución Política. Tiene nuestro apoyo, el de la comunidad internacional y del Pueblo de Venezuela”, escribió Almagro. También compartió un comunicado del organismo, en el que expresa el respeto hacia Juan Guaidó por “pertenecer a una generación de jóvenes que ha mantenido su coherencia en luchas por las libertades fundamentales y la democracia en su país”.

Del lado del régimen, hay una tensa calma, Maduro tras su juramentación ante el ilegítimo Tribunal Supremo de Justicia para un segundo mandato, recibió en un acto oficial el apoyo de los componentes de las Fuerzas Armadas. Tan solo la detención e inmediata liberación de Guaidó por parte del Sebin, revela una fractura en la cadena de mando o por lo menos fuerzas internas opuestas que estarían conviviendo dentro del quebrado chavismo.

“Al frente de la oposición venezolana (…) se ha puesto el mismo grupo que dirigió las guarimbas, y su plan diario es el show mediático, son los falsos positivos. Su plan diario son los ataques terroristas, por debajo”, dijo Maduro con respecto a la detención de Guaidó.

Grupo de Lima

Para la historia va a quedar la rápida y contundente reacción de los paises del Grupo de Lima (Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía) quienes han seguido de cerca la situación y a través de las diferentes cancillerías se han expresado en total respaldo y apoyo de las acciones de la AN. A esta férrea posición se ha unido los paises que conforman la Unión Europea y los  Estados Unidos. En Panamá las autoridades manifestaron: “reafirmamos nuestra firme condena a la ruptura del orden constitucional y el estado de derecho en Venezuela”, expresó la vicepresidenta y canciller de la República, Isabel de Saint Malo de Alvarado. En vista de este desconocimiento, la canciller dijo que Panamá, al igual que una parte importante de países de la región, se abstuvo de enviar a un representante al acto de juramentación de Maduro.

Cabildos Abiertos

La oposición venezolana, alrededor de Guaidó luce por primera vez en mucho tiempo sólida y enfocada a lo que han llamado la ruta a la transición, pese a la críticas y al llamado de asumir urgentemente las funciones presidenciales del país, han comenzado a realizar Cabildos Abiertos en varios sectores, calentando así las calles venezolanas con miras a una concentración que esperan sean enorme, el próximo 23 de enero.

A través de estos encuentros, han hecho un llamado al pueblo a participar activamente y a los funcionarios públicos y efectivos de los cuerpos que componen las Furzas Armadas a desconocer el actual periodo ilegítimo de Maduro y reconocer al diputado Guaidó como Presidente (interino) y Comandante en Jefe del Estado.

Por su parte, el único integrante vivo de la Junta Patriótica que derrocó a Pérez Jiménez, Enrique Aristeguieta Gramcko, ha manifesto entre otras cosas, en una carta dirigida al diputado Guaidó:  “más que una mitin, pienso que el próximo 23 de enero debe ser un día de júbilo, un día en que los venezolanos salgan a las calles en todo el territorio nacional, para festejar la caída del dictador y celebrar su proclamación como Presidente. Usted podría convertir el 23 de enero en una fecha con doble significado, puesto que de 2019 en adelante, se conmemoraría la caída no de uno, sino de dos dictadores. De ser así, allí estaré acompañándolo doblemente satisfecho”.

 

El 5 de enero, el diputado Guaidó se juramenta como presidente de la Asamblea Nacional.
El 10 de enero, Maduro se juramenta para un segundo periodo ilegítimo presidencial.
El mismo 10 de enero, la OEA aprueba una resolución histórica donde desconoce el nuevo periodo de Maduro y establece sanciones diplomáticas y de presión contra el régimen, además apoyan las acciones de la AN.
El 11 de enero, Guaidó en Cabildo Abierto, asume la responsabilidad que le otorga la Constitución a través de los artículos 233, 333 y 350.
El 13 de enero, Guaidó es detenido y liberado por el Sebin.

Comments

comments