Cúcuta. Emociones por doquier, a flor de piel. Más de 300 mil personas asistieron este viernes 22 de febrero al histórico concierto Aid For Live promovido por el magnate inglés Richard Branson y que terminó, incluso, con una sorpresiva visita de Juan Guaidó. La cita fue en el puente binacional Las Tienditas.

Desde poco antes de las 5:00 am comenzaron a llegar las personas con una emoción que se notaba a leguas. “Hoy es un día para el recuerdo. Gracias a Colombia y a los organizadores por tanto”, celebró Juancho Finol, un zuliano residente en Cúcuta desde hace año y medio.

Más de 500 periodistas se encargaron de cubrir el evento que reunió a artistas de la talla de Carlos Vives, Miguel Bosé, Juan Luis Guerra, Alejandro Sanz, Juanes, Fonseca, Chyno, Nacho, Reinaldo Armas, Reik, Ricardo Montaner, Paulina Rubio, entre otros.

La voz de los artistas fue una sola. “Paz y libertad para Venezuela”.

El concierto sirvió como un abreboca para lo que será el paso de la ayuda humanitaria de Colombia a Venezuela este 23 de febrero, según lo anunciado por el presidente interino Juan Guaidó.

No cree en nadie

El lider de la oposición se acercó hasta la sede el evento para sorpresa de propios y extraños. Guaidó llegó al lugar del concierto acompañado de los presidentes Iván Duque, el de Chile Sebastián Piñera y el de Paraguay, Mario Abdo Benítez.

Guaidó, orden de prohibición de salida del país, llegó hasta territorio colombiano desconociendo esta medida y declarando que ahora ese puente, el Simón Bolívar, que separa a Venezuela y Colombia, era de él.

“Ahora este puente es mío”, dijo Guaidó en claro reto al régimen de Maduro.

Unión

Al concierto asistieron diversas personalidades como el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, los animadores Nelson Bustamante, Luis Chataing, la influencer venezolana Lele Pons, el youtuber Marko Música, la animadora Érika de La Vega, Caterina Valentino, Daniel Habif, entre otros.

Igualmente, se acercaron los ex presos políticos Lorent Saleh y Vilca Fernández, quienes viven en el exilio por órdenes del régimen madurista.

“Hace cinco años, precisamente, me estaba sacando por Colombia como preso político. La emoción que siento por estar aquí es indescriptible”, dijo Saleh.

“Venezuela huele a libertad, a ganas de avanzar. Esto es una previa de lo que será la entrega de la ayuda humanitaria”, celebró Fernández.

 

 

 

Comments

comments