Foto: Archivo

Tareck El Aissami uno de los más cercanos a Nicolás Maduro y además  vicepresidente de Venezuela ha sido señalado por narcotráfico tanto así que hasta han embargado viviendas de su testaferro en Estados Unidos.

Ahora aparece vinculado al poderoso político y ex-guerrillero salvadoreño José Luis Merino en una gran estructura que le ha permitido lavar millones de dólares provenientes del narcotráfico, contrabando de oro, combustibles y otros fondos de origen ilegal, dice un informe de inteligencia elaborado por agentes federales estadounidenses y que es reseñado por la periodista Maibort Petit.

La investigación revela que Merino está ligado a varias empresas financieras que por años han facilitado el lavado de dinero proveniente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc). Las instituciones bancarias asociadas a Merino también también han ayudado a blanquear capitales provenientes a las corporaciones asociadas al funcionario venezolano, El Aissami, acusado hasta de terrorista por la administración del presidente Donald Trump.

Se asegura que Merino es asesor de las FARC y está encargado de manejar una parte de las finanzas de ese grupo terrorista. Desde el 2006, Merino está ligado a Alba Petróleo lo que le ha permitido obtener incontables beneficios económicos y una amplia influencia en la región.

El informe dice que se usan varios bancos centroamericanos para blanquear los capitales, incluyendo uno de gran renombre cuyos nombres no son revelados por ahora. Sólo aparece cifrado con las siglas PR-AMPAM.

La investigación se realizó desde el 2009 hasta el 2015 y tenía como objetivo indagar los movimientos del dinero de la Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en el sistema financiero internacional. Durante las averiguaciones se consiguieron elementos que confirman la supuesta asociación de Merino, El Aissami y otros socios.

 

En una parte del informe se señala que el vicepresidente El Aissami, a través de asociados, maneja en Panamá una empresa de nombre Yakima Trading Corporation, que es un holding que controla otra empresa del mismo nombre en Inglaterra”. Explica que “a través de esas empresas se manejan inversiones petroleras que se hacen en el mercado internacional, y a su vez, realizan lavado de dinero proveniente de la empresa criminal”.

Asimismo, se señala que las empresas ligadas al poderoso político venezolano mantienen su dinero en bancos panameños, utilizando los servicios referidos por Merino y sus socios.

El informe asegura que una de las instituciones financieras usadas por el grupo en Panamá es el banco St. Georges Bank. Reportan que esa institución financiera es usada por las empresas ligadas a El Aissami para manejar sus recursos, pero no se asegura que la institución bancaria participe en el esquema directamente ni tenga conocimiento del sistema. Sólo se detalla el uso de los servicios para hacer las transacciones fraudulentas. Intentamos comunicarnos con el banco para conocer su opinión sobre este informe a través del número telefónico 507 270-5000, pero hasta el cierre de esta nota no obtuvimos ninguna respuesta.

El informe fechado en septiembre de 2016 asegura que tanto Merino como El Aissami y otros socios usaron los servicios legales del abogado Ramón Fonseca Mora, fundador del bufete jurídico Mossack Fonseca, firma implicada en el escándalo de los Papeles de Panamá.

 

Fonseca habría colaborado con los investigados (Merino y El Aissami) en el manejo legal para las inversiones millonarias en bienes inmuebles y otros negocios en Panamá. De acuerdo a los investigadores, “las inversiones sugieren la utilización del sistema financiero panameño y centroamericano para lavar activos provenientes de las FARC”. Dice -además- que “la estructura organizada por Merino y sus asociados, ayuda a lavar dinero de otras organizaciones criminales como Las Maras de Centroamérica, y cárteles de la droga sudamericanos, incluyendo el cártel de los Soles, además de recursos ilícitos de funcionarios civiles y militares del Gobierno de Venezuela, muchos de los cuales ya han sido investigados por las autoridades federales de los Estados Unidos”.

Con información de El Venezolano de Miami

Comments

comments