Foto cortesía.

Por el abogado Héctor López

Hemos experimentado un sin número de cambios relevantes en los
estándares legales, reglas y aplicación de nuestros procesos. Los litigios y la pugna entre la agenda político-inmigratoria del gobierno y las organizaciones de defensa de los derechos de los inmigrantes, incluyendo el gremio de abogados en materia inmigratoria no han  cesado durante todo el año.

Se han dificultado todos los procesos inmigratorios tanto para los indocumentados, así como también para quienes hicieron las cosas bien y vinieron legalmente a los EE. UU. Las aprobaciones de los casos de en general han estado cada vez más complicadas de lograr y es por ello que se requiere de la acreditación y experticia necesaria para poder argumentar la elegibilidad de un caso apropiadamente. La práctica del derecho en el área de inmigración es sumamente compleja y sofisticada, ya que existen excepciones sobre excepciones y cada caso es completamente diferente al otro.

No es el momento para jugar con su futuro y el de su familia. Es el momento de estar bien asesorado y debidamente representado por un abogado de inmigración acreditado en los EE. UU., para así dar pasos firmes que resulten en una gestión exitosa.

El 2021 pareciera ser muy prometedor por múltiples razones. En primer lugar, por el exitoso desarrollo de la vacuna contra el COVID-19, el cual ya ha comenzado a distribuirse en el país. Una vez rescatemos progresivamente nuestra normalidad de vida, experimentaremos un crecimiento económico y con ello indudablemente un incremento en las nuevas contrataciones, bajando así el nivel de desempleo. En segundo lugar, la nueva administración presidencial promete mucho en materia inmigratoria. Entre los cambios más relevantes que podríamos o esperamos ver en 2021 en materia inmigratoria tenemos los siguientes:

-Una moratoria de al menos 100 días en todas las deportaciones

-Un programa de protección temporal (TPS) para los venezolanos en los EE. UU.

-El impulso de una legislación de “ajuste venezolano” a residencia permanente

-Restitución de los estándares legales en los casos de asilo

-Restitución de los permisos de trabajo en 150 días para quienes tienen asilos pendientes

-Restitución de los permisos de empleo para quienes entran con “parole” en la frontera

-Eliminación del ilegal protocolo de protección de migrantes (MPP) y entrada bajo “parole” a las miles de familias que están actualmente en México esperando por una fecha de corte
Eliminación del veto del asilo a quienes transitaron por en tercer país en su camino hacia EE. UU.

-Restitución permanente del programa de acción diferida para jóvenes (DACA)

-Impulso del DREAM ACT para otorgar residencia permanente a los jóvenes indocumentados

-La reversión progresiva de los más de 900 cambios de políticas y procedimientos legales
inmigratorios ocurridos durante la era de Trump el cual afectan severamente a los inmigrantes.

-Una reforma integral inmigratoria el cual incluya una amnistía para ciertos inmigrantes con arraigo en los EE. UU.

Mantengámonos atentos y preparados para recibir estos posibles cambios con alegría y la esperanza de saber que aún es posible alcanzar nuestro el sueño americano en los EE. UU. Como dice una buena amiga mía, rodéense de gente buena, de gente honesta y gente trabajadora. Porque a la gente buena, le pasan cosas buenas.

QUE DIOS LOS BENDIGA A TODOS Y LES DESEO LO MEJOR PARA EL 2021.

Comments

comments