POR: DW ESPAÑOL

Las agencias de inteligencia de EE.UU. estiman que más de 7.000 soldados rusos han muerto en las tres semanas que dura la guerra en Ucrania, una cifra que supera los militares estadounidenses que perdieron la vida en las guerras de Irak y Afganistán, según la prensa local.

El diario The New York Times tuvo acceso a datos de las agencias de inteligencia estadounidenses, que consideran conservadora la cifra de 7.000 fallecidos entre las filas del Ejército ruso.

Las bajas tendrán implicaciones negativas para la efectividad de las tropas rusas, incluidas aquellas que combaten con tanques, explicaron funcionarios estadounidenses a The New York Times.

Funcionarios del Pentágono dijeron al diario que, cuando el 10% de los miembros de una unidad militar mueren o resultan heridos, esa unidad ya no es capaz de llevar a cabo acciones de combate.

Entre 14.000 y 21.000 heridos

Actualmente, más de 150.000 militares rusos participan en la guerra en Ucrania y entre 14.000 y 21.000 están heridos, lo que podría significar que la mayoría de las unidades de combate están bajo mínimos, informa el rotativo.

Además, las Fuerzas Armadas de Rusia han perdido al menos tres generales en el campo de batalla, dijeron al diario funcionario rusos, ucranianos y de la OTAN.

Rusia inició el 24 de febrero su invasión de Ucrania y comenzó a bombardear las principales ciudades, incluida la capital, provocando un número de fallecidos civiles que aún se desconoce y más de tres millones de refugiados, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Comments

comments