Venezuela y Panamá jugaron un partido amistoso este año en el Rommel Fernández. Foto: Jimmy Pirela.

Terminó el año 2016 para las Eliminatorias Mundialistas Rusia 2018, tanto en la Conmebol como en la Concacaf. Venezuela en la primera confederación, Panamá en la segunda. Una selección fuera del próximo Mundial, otra con buen chance de avanzar.

A los vinotinto se les fueron las esperanzas, mientras que los canaleros sueñan con ese objetivo. Dos países hermanos con realidades muy distintas, al menos en el fútbol. Venezuela sigue en el limbo a pesar de algunos destellos, sobre todo en la goleada ante Perú.

En ese partido ante los incas, por cierto, marcó tres goles Josef Martínez, uno de los jugadores que a mi juicio traerá más satisfacciones en el futuro al cuerpo técnico que encabeza, por ahora, Rafael Dudamel. Y agrego el “por los momentos”, porque está más que claro que en la Federación Venezolana de Fútbol cualquier cosa puede pasar.

A mi sinceramente no me gustaba Dudamel para tomar el cargo, incluso llegué a apoyar a “Chita” Sanvicente, aunque reconozco que el proyecto del guayanés se derrumbó sin siquiera existir. ¿Faltando tanto para Rusia, cómo es posible que ya La Vinotinto esté sin chance? Sencillo: En 12 presentaciones, nueve derrotas, una victoria y dos empates.

Las celebraciones han sido pocas desde que comenzó la carrera al Mundial 2018. El lapso para conseguir el reemplazo de César Farías fue extenso, lleno de controversia; y cuando las cosas comienzan mal, terminan mal. El talento está ahí, los jugadores están ahí. Pero la continuidad, por diversos motivos, lamentablemente anda de vacaciones.

La otra cara

Si se hubiese terminado el Hexagonal Final de la Concacaf en 2016, Panamá, de la mano del técnico colombiano Hernán Darío Gómez, ya estuviera clasificado a Rusia 2018. Los canaleros terminaron el año en el tercer lugar después de dos compromisos y diferencial de +1.

De esta llave de seis selecciones, clasifican, cuando termine todo en octubre 2017, los tres primeros países a Rusia. El cuarto, va a una repesca contra el quinto lugar de la clasificación en Asia. Sí, lo sé, es temprano, pero el chance está. La “sele” regresa a la cancha para su tercer compromiso el próximo 24 de marzo ante Trinidad y Tobago. Cuatro días más tarde recibirá a Estados Unidos en el Rommel Fernández.

“Este equipo, este público, han avanzado demasiado”, dijo “Bolillo” Gómez después del empate ante México 0-0. “México va a ir al Mundial y le jugamos bien, no les paramos, ya no hay miedo”, sentenció el DT.

Criticado y bastante por la prensa nacional, “Bolillo”, a mi modo de ver las cosas, ha hecho un grandísimo trabajo con la “sele”. Como en Venezuela, aquí igual estaban los jugadores, las figuras de renombre, pero faltaba un plus, ese ingrediente de cambio de actitud, de consistencia y el técnico colombiano, creo que lo consiguió. Panamá, Dios mediante, jugará su primer Mundial. Amanecerá y veremos.

Comments

comments