Los magistrados legalmente electos por la Asamblea Nacional han tenido que huir del régimen venezolano quien inició una persecución en su contra, uno de ellos ya estuvo preso en condiciones inhumanas como lo fue el caso de Ángel Zerpa.

 

Muchos pudieron salir del país, otros se encontraban en embajadas de otros países pidiendo asilo político, tal es el caso de Gustavo Sosa Izaguirre y Manuel Melet quienes se encontraban en la residencia panameña en Caracas, capital del país, solicitando protección ante la arremetida roja.

Se conoció que tanto Sosa como Melet pudieron escapar del régimen madurista el pasado domingo por Colombia para llegar al país centroamericano que les concedió asilo político.

Comments

comments