Este martes, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump llegó en medio de controversias sobre la demora de Washington en atender Puerto Rico, lugar que resultó severamente afectado por el paso del huracán María.

Pasadas las 11 de la mañana el jefe de Estado norteamericano pisó suelo puertorriqueño, al bajar las escaleras de la aeronave, Trump y su esposa estrecharon manos con el gobernador Ricardo Rosselló y la primera dama, Beatriz.

Posteriormente se dirigieron a un hangar, donde recibió un informe de la emergencia del huracán por parte de autoridades locales, así lo reseñó El Nuevo Día.

 

Además de esta visita, el mandatario podría hacer una escala en las islas Vírgenesque también resultaron perjudicadas por el paso de María.

Hay que recordar que ante todo lo que ocurrió,  Trump hasta aprobó la declaración de “desastre” para Puerto Rico y así permitir el desembolso de asistencia federal para complementar los esfuerzos locales de recuperación.

Comments

comments