Foto: Pexels

Diciembre es la época en la que el amor por la familia, la solidaridad y el afecto hacia nuestros allegados está a flor de piel. Eso no quiere decir que el resto del año se practique lo contrario, pero último mes del calendario tiene una magia especial.

“Para estas fechas pareciera que los corazones se ablandan. La gente se pone un poco más sentimental, se crea una atmosfera más bonita, donde hay más luz, más compartir entre los nuestros”, opinó la reconocida coach emocional Yasmari Bello.

A raíz de este ambiente, entres familiares y conocidos, se escuchan más los populares deseos navideños. No hay límites para estos, porque van desde salud, éxitos en el trabajo, prosperidad económica, hasta simples deseos de una buena navidad con los seres más queridos.

“Se dice que cuando todas las personas alrededor del mundo se unen en deseos positivos, estos se cumplen. Es más la fuerza de la mente y lo que la persona co-crea para estas fechas. Pedimos por nosotros y pedimos por los seres que queremos y la mayoría se cumplen porque se hacen desde la buena intención y desde el buen corazón”, explicó Bello.

Época de esperanza

Con las redes sociales, agregó la especialista, es más fácil ver que desde el primer día de diciembre la gente está deseando cosas buenas, cosa que no pasa a menudo en otros meses.

“Es normal ver post con personas diciendo que es el mes más bonito, el más alegre y eso genera una sensación de alegría. También es verdad que tiene que ver mucho con la parte comercial, pero particularmente pienso que el mayor peso lo tiene el hecho de que es un mes colorido, de unión, de comer sabroso”.

El padre William Rodríguez, párroco de la iglesia Santa Marta de El Dorado, opinó que es importante esta tradición navideña porque las personas, incluso, cambian de actitud para estas fechas.

“Hay un ambiente festivo de esperanza, de renovación de fe, de unión con la familia que no se ve en otros días. Esa actitud tan positiva ayuda a la persona y a todo el que le rodea”.

Rodríguez insistió en que lo más importante es que las personas actúen con fe y con optimismo.

“Todos los deseos dependen de la persona. Cada quien tiene algo en mente. Por ejemplo, en este momento, muchos venezolanos estamos deseando que Venezuela tome un camino positivo, por lo que pidiendo con humildad y entrega, todo va a salir bien. La época es idónea para dejarnos sorprender por Dios”, cerró.

 

Comments

comments