Autoridades venezolanas detuvieron el martes en Caracas a seis altos directivos de Citgo, la filial estadounidense de la estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA), incluido el presidente interino, José Pereira, por presuntos delitos de corrupción relacionados con la firma de contratos, anunció el martes la Fiscalía General venezolana.

El fiscal general Tarek William Saab dijo en rueda de prensa que seis altos gerentes, fueron arrestados por supuestamente facilitar la suscripción de contratos en condiciones desventajosas para Citgo, que opera tres refinerías en Illinois, Texas y Luisiana con una capacidad de 749.000 barriles por día.

“Lo hicieron con total discrecionalidad, sin siquiera coordinar con las autoridades competentes”, dijo Saab. “Esto es corrupción, corrupción de la más podrida calaña”.

Los seis fueron acusados de malversación de fondos públicos, asociación para delinquir y legitimación de capitales, entre otros delitos.

Los otros cinco detenidos fueron identificados como Tomeu Vadell, vicepresidente de Operaciones de Refinación; Alirio Zambrano, vicepresidente y gerente general de la Refinería Corpus Christi; Jorge Toledo, vicepresidente de Suministro y Comercialización; Gustavo Cárdenas, vicepresidente de Relaciones Estratégicas con Accionistas y Gobierno, y José Luis Zambrano; vicepresidente de Servicios Compartidos.

A fines de octubre, un alto ejecutivo de PDVSA y una decena de funcionarios fueron detenidos por supuesta malversación. Pero a los ojos de la oposición, las recientes investigaciones no demuestran una intención genuina del gobierno
de erradicar la corrupción, sino que sólo reflejan las pugnas
internas por la administración de PDVSA.

Comments

comments