Desde la Organización de Estados Americanos, el coordinador del Grupo de Trabajo de la OEA para la crisis de migrantes y refugiados venezolanos, David Smolansky, denunció que la escasez de comida y medicinas es la principal causa de la migración forzosa venezolana.
“La escasez de comida y medicina causada por el régimen de Nicolas Maduro hace que niños y adultos venezolanos pierden la vida o estén en graves condiciones de desnutrición. Esta crisis humanitaria proyecta unos flujos migratorios similares a los de Siria”, detalló Smolansky quien fue invitado al Consejo Interamericano de Desarrollo Integral, presidido por el embajador de Estados Unidos, Carlos Trujillo.
Durante su intervención detalló que actualmente en Colombia se registran un millón cien mil venezolanos; en Perú, 500 mil; en Ecuador, 250 mil; y en Argentina,130 mil. “En el caso específico de la frontera colombo venezolana están cruzando entre 30 y 40 mil personas todos los días y según las autoridades de La Guajira ha habido un aumento de 375% de personas portando el virus VIH”.
Otra de las denuncias que hizo Smolansky en la OEA fue que en el Hospital de Maicao 7 de cada 10 mujeres que dan a luz son venezolanas y la mayoría de esos bebés no tienen nacionalidad. “Además entre el 30 % y 40 % de los partos que se han registrado en el Hospital Universitario al norte de Santander son venezolanas”, agregó.
En términos de alimentación, explicó que la Iglesia Católica en el mes de abril entregaba 2 mil comidas diarias a los venezolanos, pero para noviembre de este año esta cifra aumentó a 10 mil platos. “Lo que quiere decir que en tan solo 6 meses se ha quintuplicado la ayuda de la iglesia por la demanda que existe ante la falta de alimentos”, agregó.
Para Smolansky, la crisis de Venezuela se agrava cuando el régimen de Maduro implementa un sistema de control social exigiendo el carnet de la patria para la asignación de las cajas de comida CLAP a los venezolanos “cuando en ninguna parte de la Constitución de 1999 se estable que para que el venezolano acceda a la comida debe presentar alguna identificación y menos que se le pregunte previamente su filiación política”.
Por último, el también alcalde de El Hatillo en el exilio destacó que desde el Grupo de Trabajo de la OEA se trabaja en la elaboración de un informe que se entregará en el primer trimestre del año 2019 “que evidencie las razones por las cuales millones de venezolanos huyen en contra de su voluntad, describir la situación de los refugiados en los países receptores y elaborar una serie de recomendaciones a los países para atender a los migrantes y refugiados venezolanos”.

Comments

comments